Coloquio de IDEA: reclamo para recuperar el equilibrio en el Consejo de la Magistratura y ganar confianza institucional

0
63
coloquio-de-idea:-reclamo-para-recuperar-el-equilibrio-en-el-consejo-de-la-magistratura-y-ganar-confianza-institucional

En la primera jornada del 57 Coloquio de IDEA, que para recuperar la presencialidad fue realizado en el predio porteño de Costa Salguero, los empresarios volvieron a dedicar un bloque del programa al funcionamiento de las instituciones republicanas como tablero y reglamento fundamental para mejorar el juego de la democracia, atraer inversiones extranjeras y permitir que las empresas locales puedan mantenerse, planificar su futuro y ofrecer más empleos. Acelerar la transfomación digital, recuperar el equilibrio en el Consejo de la Magistratura y mejorar el funcionamiento de la Corte, tres de las propuestas de un plan concreto para lograrlo.

Con la participación de la presidente de Transparencia Internacional, Delia Ferreira Rubio; el titular del Colegio de Abogados de la Ciudad de Buenos Aires, Alberto Garay; y la líder de la Red de Abogados de Empresa de IDEA y directora legal de Mercado Libre, Brenda Puig, el panel “Fortaleciendo la calidad institucional” analizó la muchas veces soslayada relación entre la ecuánime aplicación de las leyes por parte de los jueces y los desafíos empresarios para concretar inversiones.

“Las instituciones no son sólo conceptos que nos interesan a los abogados: tienen que ver con nuestra calidad de vida, la libertad de expresión, la protección de nuestros datos, la posibilidad de defender nuestros derechos, de ponerle fin a prácticas de vigilancia propias de gobiernos autoritarios”, comenzó Ferreira Rubio.

“Hace unas diez años registramos una tendencia de debilitamiento de la calidad de la democracia en el mundo. El sistema de gobierno más común hoy son las autocracias electorales: gobiernos autoritarios en su funcionamiento que llegan al poder a través de elecciones. El 68% de la población mundial vive bajo este tipo de regímenes. Esto es preocupante. Revela una falta de reacción de democracias enfermas”. advirtió la titular de Transparencia Internacional.

¿Cuales son las principales preocupaciones respecto de Argentina? “Concentración de poder, avasallamiento del poder judicial, debilitamiento de los controles, restricciones a las libertades individuales, ataques al espacio cívico que integran la libertad de expresión, la libertad de prensa y la libertad de participación en las redes sociales”, dice la abogada. “Según las últimas investigaciones, un 42% de la población argentina estaría de acuerdo con un gobierno autoritario ‘si hay soluciones’. El apoyo total a la democracia ha bajado veinte puntos desde 1995: de 75% a 55%. Todas luces rojas para la construcción de un sistema democrático sólido y fuerte.”

La pandemia de Covid agravó ese cuadro oscuro: “Las convenciones internacionales -que en su mayoría suscribió la Argentina- establecen que aún en una emergencia no se puede violar el estado de Derecho: las restricciones deben ser razonables, proporcionadas y limitadas en el tiempo. En cambio, se puso en cuarentena a los organismos de control, a los mecanismos de transparencia y acceso a la información. La prioridad hoy es recuperar esos derechos y evitar la concentración de poder con decretos.”

Alberto Garay ajustó la lente para referirse al poder judicial, responsable de velar por el cumplimiento de aquellos derechos y garantías. El jurista comenzó recordando que hay un sector de la justicia que se desempeña correcta y dignamente, pero otros magistrados “trabajan de manera muy reprochable, como en la justicia penal federal que juzga los hechos de corrupción, y que es la más permeable a los intereses políticos. Este problema tan grave comenzó a desarrollarse desde la década de 1930, y requiere de medidas de fondo”.

Alberto Garay y Brenda Puig, en el panel sobre “Confianza en las instituciones” moderado por Claudio Savoia. Foto: Rafael Mario Quinteros.

“Las propuestas que hicimos con IDEA, el Colegio de Abogados y la AmCham para comenzar a revertir ese diagnóstico lo más rápidamente posible son concretas y específicas. Lo más necesario ahora es la designación de los mejores y las mejores jueces y juezas. En Argentina esto no ocurre, salvo por excepción. El sistema actual permite manipular los concursos con distintos recursos para alterar el orden de los candidatos. Pasa todo el tiempo, la última vez con la designación del juez para la Cámara Nacional Electoral”, recordó Garay.

“Esto ocurre porque en 2006 se alteraron los equilibrios entre los sectores que están representados en el Consejo de la Magistratura, y los políticos que están en el gobierno controlan ese organismo. Como a los políticos muchas veces no les interesa nombrar a los mejores sino a quienes si hace falta los atiendan bien, terminan designando a personas que en última instancia son serviciales a los gobiernos de turno. Al anterior, a este y al que venga.”

“Hay que volver a pensar en poder judicial fuerte, en el que la gente tenga confianza”, pidió´el constitucionalista. “Por eso, entre las propuestas que hicimos pedimos reformar cuanto antes la integración del Consejo de la Magistratura, y agilizar su funcionamiento, Otra es acelerar la digitalización de todos los procesos y comunicaciones internas del poder judicial, que permitiría un trabajo más ágil y transparente en los juzgados y fiscalías, y que a su vez sería más fácil de controlar. También es clave reformar el funcionamiento de la Corte, por supuesto escuchando a sus ministros para identificar los problemas más urgentes. Para empezar, hay que sacarle trabajo: hoy analiza más de 25.000 casos por año. No les pidamos las mejores decisiones porque no tienen tiempo para tomarlas“-

¿Por qué se dice que el primer capital que debe invertir un empresario es la confianza? ¿Cómo crece o se desploma ese capital? ¿Qué noticias o hechos provocan esas fluctuaciones? La doctora Brenda Puig sonrió antes de comenzar su respuesta: “cuando cualquier niño entra a un juego, lo primero que pregunta es cómo se juega, cuáles son las reglas, y cuando empieza a jugar asume que esas reglas seguirán a lo largo de todo el juego. O imaginemos a un adulto que ganó un montón de dinero en el casino y cuando va a cobrar le dicen ‘no, sabes que justo cambiamos las reglas’. Ni el chico ni el adulto lo aceptarían; no volverían a confiar en ese lugar y esas personas para jugar de nuevo. En el mundo de las inversiones es igual. Hacen falta reglas claras, que se cumplan en forma consistente.”

Puig se apoyó en ese ejemplo para explicar que “un empresario que invierte en una empresa pone dinero, esfuerzo, planificación, contrata gente que también pone esfuerzo y esperanza; para planificar su negocio va a hacer proyecciones basadas en las reglas de juego existentes a ese momento. Si le cambias las reglas de juego a mitad de camino, tal vez le resulte difícil sostener esa empresa; tal vez la próxima vez elija llevar una nueva empresa a otro lado. La confianza se construye cumpliendo día a día con aquello a lo que nos comprometemos como país; es un trabajo de hormiga que requiere de un gran esfuerzo. Lamentablemente, la confianza se destruye muy rápido, y una vez rota es muy difícil recuperarla. De esto se trata la calidad institucional, y por estas razones es tan crucial fortalecerla.”

Brenda Puig, titular de la Red de Abogados de IDEA. Foto Rafael Mario Quinteros.

Según la responsable de la red de abogados de IDEA, el mejor o peor funcionamiento de las instituciones impacta en forma directa en la vida cotidiana de las personas y de las empresas, aunque a veces cueste percibirlo. “Por ejemplo, el alto costo impositivo en gran parte se explica por el enorme grado de informalidad de la economía, por su falta de institucionalidad: a los que aportan hace falta exprimirlos porque de lo contrario, no alcanza. Otro ejemplo tiene que ver con el funcionamiento de la justicia, que es parte central de la institucionalidad de un país: el nivel de inseguridad crece en la medida en que vemos que los delincuentes no son castigados.”

“Los inversores miran con mucha atención la calidad institucional de los países a la hora de decidir una inversión. Hoy cualquier empresario extranjero tiene fácil acceso a información de innumerables mercados y sus condiciones de inversión. Y te garantizo que cualquier inversor, entre dos mercados que le den la misma proyección de ganancia, va a elegir el menos riesgoso“, razonó Puig. “Pero más allá del inversor extranjero, tenes al local: en IDEA hay más de 500 empresas socias, de diferentes tamaños, industrias, ubicaciones geográficas, orígenes. Para todos ellos que viven, trabajan y siguen eligiendo invertir acá, es absolutamente esencial que trabajemos en fortalecer la calidad institucional, para que puedan generar más inclusión y empleo.”

¿Qué influencia tiene la estabilidad en la interpretación de las leyes en los tribunales? Juega un papel central en la construcción de esa confianza que posibilita las inversiones. Una vez creadas las reglas, es importante que se apliquen bien. A veces lo que cambia no es la norma sino su interpretación a través del tiempo o por los diferentes tribunales. Eso es muy perjudicial. Necesitamos un Poder Judicial sólido, confiable, transparente, que provea precisamente soluciones justas.

El panel de “Confianza en las instituciones” puede verse en el siguiente link: https://www.youtube.com/watchv=t_AEuMplkok&list=PL2M5z5bNDiWUvIOr5LwGesVi_hc4o8lq6&index=14

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA