Desde las PASO, el Gobierno gasta $ 4.000 millones por día para lanzar medidas de campaña

0
67
desde-las-paso,-el-gobierno-gasta-$-4.000-millones-por-dia-para-lanzar-medidas-de-campana

El denominado “Plan Platita” le costará al Gobierno alrededor de $ 240.000 millones en el período entre las PASO y las elecciones generales, el equivalente al 0,5% del PBI y a $ 4.000 millones por día. El dato, al que tuvo acceso Clarín, surge de una serie de informes de consultoras económicas que se analizaron durante esta semana en las principales mesas del círculo rojo, y que indagan acerca del costo total de las políticas expansivas que se están llevando adelante desde Casa Rosada.

Se trata, en total, de un paquete de 18 medidas económicas que anunció el presidente Alberto Fernández después del 12 de septiembre en el que el Frente de Todos perdió las elecciones primarias en la mayor parte del país, especialmente en la provincia de Buenos Aires, que concentra casi el 40% del padrón nacional. A la fecha, el gasto supera los $ 100.000 millones, alrededor de un 0,2% del PBI.

El “Plan Platita” fue bautizado así a partir de las declaraciones del candidato a diputado nacional por la provincia de Buenos Aires, Daniel Gollan, quien días después del duro traspié electoral opinó que “con un poco más de platita en el bolsillo, la foto de Olivos no hubiese molestado tanto”, haciendo alusión al impacto en las urnas de la difusión de la imagen que confirmó que, en plena pandemia y violando el aislamiento obligatorio, Fernández celebró el cumpleaños de su pareja Fabiola Yáñez junto a un grupo de invitados en la quinta presidencial.

Desde el final de las PASO, Fernández anunció una serie de medidas económicas, a razón de una cada dos días, en busca de recuperar el poder adquisitivo frente al crecimiento de la inflación, que en septiembre cerró con una suba mensual de 3,5% y supera, en el año, el 37%. Buena parte de ellas, junto a su costo total, son descriptas en un informe de principios de mes de la consultora Equilibra, que dirige Martín Rapetti.

El 16 de septiembre, en pleno conflicto con la vicepresidenta Cristina Kirchner por el cambio de ministros dentro del Gabinete, se decidió subir el mínimo no imponible de Ganancias hasta $ 175.000. Días después, se oficializó el aumento en el Salario Mínimo Vital y Móvil en un 16%, en tres tramos, y hasta $ 33.000. Entre ambos, representarán envíos de dinero extra superiores a los $ 20.000 millones.

Claudio Moroni, ministro de Trabajo, anunció en septiembre el aumento en el Salario Mínimo Vital y Móvil. Foto: Federico López Claro.

En esos días posteriores a las PASO también se definió la entrega de un bono retroactivo para jubilados en octubre y noviembre, que se calcula en una inversión de $ 60.000 millones, y el beneficio de la jubilación anticipada para quienes cuentan con 30 años de aporte, les falta cinco años para retirarse y se encuentran desocupados. Esa última iniciativa prevé un costo total no tan alto, de alrededor de $ 1.500 millones.

Además, se oficializó el lanzamiento del programa Registradas, a través del cual el Estado subsidiará la mitad de los salarios de trabajadoras de casas particulares por el lapso de seis meses, dando alcance a unas 90.000 personas y destinando más de $ 4.050 millones.

También se anunció la extensión del programa Repro, dependiente del Ministerio de Trabajo, con un costo fiscal estimado, de continuar hasta diciembre como se espera, en $ 42.300 millones. Y se lanzó el programa PreViaje PAMI para que los afiliados de la obra social puedan acceder a un reintegro del 70% de todos los gastos que hagan en sus vacaciones, una medida que prevé un desembolso de $ 10.000 millones.

También se eliminaron las retenciones a la exportación de servicios producidos en el país y consumidos en el exterior en 2022, se anunció el Programa de Reactivación y Desarrollo Productivo Cooperativo y se flexibilizó el cepo para la exportación de carne a China.

Además, se realizaron transferencias de más de $ 8.900 millones a diferentes jurisdicciones a través de los programas Proteger, Redes y Sumar, y se pusieron en marcha 25 obras públicas en 15 provincias, en una inversión que asciende a $ 3.000 millones.

Entre las múltiples medidas anunciadas, una de las últimas fue la duplicación del monto de las Asignaciones Familiares por hijo, que pasan de $ 5.063 a $ 10.126 mensuales, alcanzando a dos millones de trabajadores. El costo de esa suba, que ejecuta ANSeS, está calculado en los $ 14.000 millones por mes.

“Aunque el paquete fiscal electoral todavía no se conoce por completo, se prevé que rondará el medio punto del PBI. Lo que ya llevan anunciado suma aproximadamente el 0,2%“, comentó una fuente con acceso a uno de los relevamientos de mercado.

Fernanda Raverta, de ANSeS, a cargo del aumento en los montos de las asignaciones familiares.

Suba del presupuesto en planes

El tema central de la última semana fue, sin dudas, la discusión sobre la entrega de planes sociales. Después de que Clarín revelara que el Gobierno destinó $ 135.000 millones extra a planes que manejan piqueteros y La Cámpora, las organizaciones sociales volvieron a cortar calles y accesos de la Ciudad de Buenos Aires en reclamo de “trabajo” en lugar de subsidios. 

Ese mismo pedido lo hizo en el Coloquio IDEA, video mediante, el Papa Francisco, quien dijo que “no se puede vivir de subsidios”. En ese mismo encuentro empresario expusieron dos dirigentes del Movimiento Evita, aliados del Gobierno, como Alexandre Roig, titular del Inaes, y Gildo Onorato, de la Unión de Trabajadores de la Economía Popular, quienes se expresaron en esa misma línea, planteando la necesidad de blanquear a un amplio universo de trabajadores.

Ante la mirada de un auditorio repleto de empresarios, el Presidente cerró el Coloquio el viernes con un nuevo anuncio vinculado a esa temática: sacará un decreto para que quienes reciban un plan social de parte del Estado puedan mantenerlo si son contratados desde la actividad privada.

“Son gastos que, aunque no se anuncien con bombos y platillos, vienen subiendo, especialmente el caso del Potenciar Trabajo”, sostuvo una fuente consultada sobre la aceleración del ritmo en el presupuesto de planes, que administra el referente piquetero del Movimiento Evita, y secretario de Economía Social, Emilio Pérsico.

Mirá también

Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA