Con pases de factura, la mesa chica de la CGT terminó de definir el nuevo esquema de conducción de la central

0
82
con-pases-de-factura,-la-mesa-chica-de-la-cgt-termino-de-definir-el-nuevo-esquema-de-conduccion-de-la-central

En un almuerzo entre los jefes de los 10 sindicatos que integran la mesa chica de la CGT, esta tarde se terminó de definir el esquema de conducción de la central sindical peronista.

La CGT convocó a su congreso de renovación de autoridades para el próximo jueves 11 en el estadio Obras Sanitarias, pero esta tarde entre los sindicalistas más poderosos definieron las cuotas de poder -y los cargos- de cada gremio.

Así, se resolvió tras una fuerte discusión -el gastronómico Luis Barrionuevo y el mercantil Armando Cavalieri proponían que hubiera un solo jefe de la CGT- que se mantenga el actual esquema de conducción colegiada, pero ahora con tres co secretarios generales en vez de dos.

Reunión del Consejo Directivo de la CGT, en agosto pasado.

Héctor Daer, del gremio de Sanidad, y el estacionero Carlos Acuña continuarán como co titulares cegetistas.

La tercer co secretaría general quedará para el moyanismo. Aunque hasta ahora sonaba Pablo Moyano como número puesto para el cargo, en la comida se dijo que Hugo Moyano quizá elegía para el puesto a Omar “Manguera” Pérez, también dirigente de Camioneros y hombre de su total confianza.

Según dijeron las fuentes consultadas, del almuerzo no participó el metalúrgico Antonio Caló, quien pretendía integrar la nueva conducción cegetista.

Pero entre otros poderosos gremios lo vetaron por dos razones:

# Implicaría que hubiera 4 co secretarios generales, lo que diluiría demasiado a la conducción cegetista.

# El perfil político del líder metalúrgico, quien se muestra muy alineado con la Casa Rosada. Para la nueva etapa, la CGT pretende tener un perfil más duro.

Hubo cuestionamientos durante el encuentro a que se le estaba otorgando demasiado a Hugo Moyano, cuando en concreto en la actualidad tiene alineados solo dos gremios: el suyo y SMATA.

Pero se optó por buscar la unidad y permitir que el moyanismo designe un co secretario general.

Héctor Daer. Foto Marcelo Carroll.

Eso sí: se acordó que a partir de ahora cualquier gremio que rompa con la CGT -como es el caso de Camioneros, que se había mandado mudar de la central- será expulsado de las filas cegetistas.

Más cuestionamientos

También se cuestionó al jefe de Gabinete Juan Manzur por haber recibido esta semana a la conducción de la Confederación de los Gremios del Transporte, la poderosa CATT.

Según se interpretó en el encuentro -se hizo en la sede de UPCN; comieron jamón crudo de entrada y bifes con ensalada-, Manzur se estaba “entrometiendo” en la interna sindical.

Es que de la nueva conducción de la CATT no participan ni los colectiveros nucleados en UTA ni los ferroviarios de La Fraternidad.

Los dos jefes de esos gremios, Roberto Fernández y Omar Maturano, participaron del almuerzo y tendrán un asiento en la nueva conducción de la CGT.

Al gremio de los Petroleros de Río Negro, La Pampa y Neuquén, que conducía Guillermo Pereyra y ahora lidera Marcelo Rucci, se le respetará su lugar en la conducción cegetista.

Y sumarán a Carlos Bonjour, de UTEDYC.

Falta definir aún qué lugar tendrá La Bancaria, el gremio de Sergio Palazzo. En la CGT muchos le desconfían por estar alineado con el kirchnerismo.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA