Los cinco matrimonios más cortos de la historia de Hollywood

0
179
los-cinco-matrimonios-mas-cortos-de-la-historia-de-hollywood

En Estados Unidos muchas estrellas se hicieron más conocidas por sus relaciones efímeras que por sus dotes actorales: conocé quiénes son.

Es cierto, que muchas veces se da en circunstancias extrañas (Foto: Adobe Stock)

En Hollywood, es difícil encontrar relaciones largas, pero relaciones cortas hay miles. Pamela Anderson, por ejemplo, tuvo varios matrimonios muy cortos, pero con Jon Paters rompieron un récord.

1. Pamela Anderson y Jon Paters: 12 días

Pamela Anderson y su ex esposo.Por: gentileza

El escándalo del momento lo protagoniza Pamela Anderson, de 52 años, que a comienzos de febrero anunció el fin de su enlace con el productor de cine Jon Peters, apenas doce días después de prometerse que estarían juntos para siempre. Los fugaces esposos, que tuvieron una ceremonia secreta en Malibú, California, saltaron a los tabloides no solo por su rápida ruptura, sino por la andanada de acusaciones mutuas que se lanzaron desde que se reveló la noticia.

Peters, 22 años mayor que la actriz, aseguró en un mensaje al portal de revista Page Six que fue una boda por interés. Según él, Pamela tenía deudas que ascendían a 200.000 dólares, sin mayor posibilidad de pagarlas. Como una muestra de generosidad hacia su nueva esposa, saldó ese monto y además renovó todo su armario. Por su parte, los representantes de Anderson desmintieron las declaraciones de Peters, que calificaron de ridículas.

En el corto tiempo que estuvieron juntos, sin que Pamela lo solicitara, hizo llamadas para que le dieran papeles en las películas en las que él actualmente trabajaba.

Leé también: Quién es la estrella de Hollywood que más dinero ganó en su carrera

2. Rudolph Valentino y Jean Acker: Menos de 12 horas

Rudolph Valentino y su ex esposa.Por: gentileza

En 1919 Rudolph Valentino, el primer sex symbol de la historia, se casó con la actriz Jean Acker sin saber que era lesbiana. Minutos después de la boda, ella se encerró en la suite nupcial y no lo dejó entrar por más de que insistió.

Fue el matrimonio más efímero del que se tenga noticia, de acuerdo con Guinness Records. Tras el divorcio, Valentino no esperó el tiempo establecido por la ley para permanecer soltero y se casó en México con Natacha Rambova. Al regresar a Estados Unidos se le acusó de bigamia y estuvo unos días en la cárcel.

3. Jason Alexander y Britney Spears: 55 horas

Britney Spears y su ex esposo.Por: gentileza

Un fin de semana de excesos en 2004 llevó a Britney Spears al altar vestida con top y jeans. El contrayente era Jason Alexander, un amigo de la infancia a quien la princesa del pop invitó a pasar Año Nuevo en Las Vegas.

Cuando el equipo de la cantante se enteró del disparate que había cometido, se encargó de anular el que fue su primer matrimonio, alegando que en el momento de dar el consentimiento, Britney era incapaz de comprender sus propias acciones.

Leé también: Jennifer Lawrence está esperando su primer hijo

4. Nicolas Cage y Erika Koike : 4 días

Nicolas Cage y su ex esposa.Por: gentileza

Después de salir un año, Nicolas Cage y la maquilladora Erika Koike dieron el sí en una noche de borrachera en Las Vegas en 2019. En su solicitud para invalidar el matrimonio, cuatro días más tarde, el prolífico actor alegó que bajo el estado en que se encontraba no podía tomar decisiones de esa trascendencia, además de ignorar que su esposa mantenía una relación con otra persona.

No se trata del único matrimonio exprés de Cage, pues en 2002 se divorció de Lisa Marie Presley, hija única de Elvis Presley, apenas tres meses después de la boda.

5. Tracey Edmonds y Eddie Murphy: 2 semanas

Tracey Edmonds.Por: gentileza

El 1 de enero de 2008, el paradisiaco escenario en el que Eddie Murphy y Tracey Edmonds contrajeron nupcias se convirtió rápidamente en un infierno.

Quienes asistieron a la lujosa boda en la Polinesia Francesa aseguran que la fiesta ni siquiera había terminado cuando los recién casados empezaron a discutir. Durante la luna de miel, los invitados los oían gritar y llorar en las noches.

Por fortuna, la ceremonia no producía efectos legales, por lo que a la pareja le bastó con cancelar los planes de un futuro matrimonio civil.