Guillermo Ortelli y su retiro: “Mi carrera deportiva es como un cuento”

0
191
guillermo-ortelli-y-su-retiro:-“mi-carrera-deportiva-es-como-un-cuento”

Guillermo Ortelli le dedicó casi 30 de sus 48 años de vida al automovilismo. Corrió en varias categorías, pero en ninguna dejó una marca tan grande como en el Turismo Carretera, que lo tiene como el segundo máximo ganador de todos los tiempos, con siete títulos. Emblema de Chevrolet, escribió con esa marca una historia llena de éxitos y alegrías. Vivió cada momento de su carrera con una dedicación y un profesionalismo que inspiraron a sus colegas. Y con una pasión enorme, que lo transformó en un ídolo indiscutido de los fanáticos del “Chivo”, pero también le ganó el cariño de los seguidores de las marcas rivales. Le dio todo al deporte motor. Por eso a poco de comenzar una nueva etapa de su vida, tiene la mente y el corazón tranquilos.

“Mucho o poco, di todo, entregué todo lo que tenía y eso hoy me da la tranquilidad de disfrutar este momento. Si hoy estuviese anunciando mi retiro con la sensación de que habría podido hacer más, tendría dudas. Pero como me entregué al cien por ciento, resignando hasta momentos irrecuperables con la familia, no me arrepiento de nada”, cuenta en charla con Clarín, momentos después de oficializar su retiro en una conferencia que se realizó en la sede de la ACTC en Caballito, su segunda casa.

“Siempre dije que iba a escucharme y a estar atento para saber cuándo empezaba a tener esa sensación de que se había cumplido un ciclo. No hace mucho, hace un par de carreras, lo comencé a sentir. Y cuando ese sentimiento empieza a aparecer, no hay mucho que analizar”, agrega.

Guillermo Ortelli, con el cuadro y el trofeo que le obsequió la ACTC, tras anunciar retiro. Foto Germán Alt/Prensa ACTC

Mientras habla, con los ojos aún húmedos por las lágrimas de emoción que dejó escapar varias veces a lo largo de la jornada, llega desde afuera las canciones y el bullicio de “La 15”, la hinchada de Chevrolet, que copó el lugar para acompañarlo en este momento tan especial.

Chevrolet es todo para mí. Es mi identificación. Fue la marca con la que conseguí campeonatos y con la que empecé a sentir y a conocer la pasión que es el Turismo Carretera”, reflexiona el siete veces campeón. “A esa gente que está afuera, a esa hinchada, le estoy eternamente agradecido. Es algo muy lindo sentir el apoyo y el aliento, siempre me motivaron para tratar de ganar”.

-Si Chevrolet es todo para vos. ¿Qué es el Turismo Carretera?

-Lo mismo, todo. Es la categoría en la que todo piloto aspira a correr, con la que sueña cuando se está iniciando en karting. Es una categoría muy popular, muy pasional, que mueve los sentimientos. Te hace sufrir las derrotas, emocionarte con los logros, el sentimiento está a flor de piel. Y haber logrado todo lo que logré… Si en algún momento de mi infancia alguien me contaba todo lo que iba a vivir en mi carrera deportiva, habría pensado que estaba escuchando un cuento.

“La 15”, la hinchada de Chevrolet, dijo presente el martes en la ACTC para compañarlo. Foto Germán Alt/Prensa ACTC

-Si mirás la lista de campeones del TC, tu nombre aparece debajo de Juan Gálvez (9 títulos) y arriba de Juan María Traverso (6), dos leyendas del automovilismo argentino. ¿Te sentís uno de los grandes íconos de esta categoría?

-La verdad, no siento que estoy por arriba de Traverso, porque lo sigo viendo como mi ídolo. Me siento un privilegiado porque pude correr con mis ídolos y también con los hijos y los nietos de mis ídolos. Y todos mis colegas me hicieron cada vez más competitivo. Tuve la suerte de ganar un título más que el Flaco en el TC, nada más. Me parece que los números no son suficientes para dimensionar realmente la carrera de un piloto. Pero ahora sí, creo que es hora de disfrutar de ese logro.

-¿No lo pudiste disfrutar todavía?

-Disfruté las carreras, las competencias. Pero muchas veces, en este afán de pensar en la carrera que viene o en el próximo campeonato, uno está siempre metido en algo y van pasando cosas hermosas que no disfrutás. Yo nunca miré demasiado para atrás, siempre me mantuve en la actividad y pensando para el futuro. Quizás eso fue clave en todo lo que logré. Pero ni siquiera en estos últimos días pensé demasiado en lo que hice en mi carrera.

“Me siento un privilegiado; corrí con mis ídolos y con los hijos y nietos de mis ídolos”, afirmó Ortelli Foto Germán Alt/Prensa ACTC

-Mirando para atrás, ¿qué consejo le darías a ese Guillermo de 21 años que debutó en el TC en 1994?

Por ahí lo primero en lo que pienso es en decirle que no cometa los errores que cometí. Pero si lo pienso, esos errores me sirvieron para hacerme más fuerte. Entonces le diría que haga todo igual, con la misma pasión, pero que le aumente la intensidad.

-¿Cuál crees que va a ser tu legado como piloto?

La constancia. El hacer las cosas con pasión, siempre pensando en el bien de uno mismo y de la categoría. El hecho de darlo todo. Tuve la suerte de pasar por grandes estructuras y grandes equipos, en los que aprendí muchísimo. Y en todos, di siempre el cien por ciento. En el afán por hacer lo mejor, cometí errores. Pero tengo la tranquilidad de saber que no me guardé nada. Ese me gustaría que se a mi legado.

“Me gustaría devolverle al automovilismo y al TC un poquito de lo que me dio”, afirmó Ortelli. Foto Germán Alt/Prensa ACTC

-¿Cómo va a ser la vida de Guillermo Ortelli, ex piloto?

Tomé la decisión de retirarme pensando en el futuro, pero todavía no tengo claro cuál va a ser ese futuro. Aunque una cosa sé: me gustaría seguir ligado al automovilismo para devolverle aunque sea un poquito de todo lo que me dio. Y también al TC, que es una categoría que sigue creciendo cada día. Va a seguir siendo tan competitiva y pasional como siempre, solo a que a mí me va a tocar vivirla y disfrutarla desde otro lado.

“Todos los títulos tuvieron un condimento especial”

El Turismo Carretera le bajará el telón a su temporada 2021 el 5 de diciembre en el autódromo El Villicum de San Juan. Esa será la última carrera de Guillermo Ortelli como piloto (aunque volverá en la cuarta fecha del año que viene, en La Pampa, donde tendrá su despedida oficial). La cita en suelo sanjuanino marcará el final de una trayectoria de casi tres décadas, con muchos capítulos exitosos, la inmensa mayoría en el TC. 

Ortelli consiguió su primer título en 1998, con 25 años.

El piloto de Salto debutó en esa categoría con un triunfo, el 10 de septiembre de 1994, como invitado de Fabián Acuña en las 2 Horas de Buenos Aires y al volante de un Ford. Tras un año y medio con esa marca, comenzó su romance con Chevrolet.

En 1998, a los 25 años, conquistó su primer título. Unos años después, sumó tres coronas al hilo, en 2000, 2001 y 2002. El quinto trofeo llegó en 2008 y lo transformó en el primer campeón con el sistema de Copa de Oro. Repitió el festejo en 2011. Y celebró el séptimo en 2016, en una definición insólita, en la que terminó segundo en la última final y lo favoreció una polémica maniobra entre Mariano Werner (Ford) y Matías Rossi (Chevrolet) en la última vuelta, que dejó al de Del Viso sin el campeonato.

Esa consagración, además, le permitió superar a Juan María Traverso y quedar como el segundo máximo campeón de la historia, solo detrás de Juan Gálvez.

“Todos los momentos que atravesé fueron lindos e importantes, incluso los malos, porque esos te van haciendo más fuerte y te van dando experiencia. Elegir uno solo sería muy difícil”, comenta Ortelli.

El festejo del último título, en 2016, junto a su mujer Analía y a su hijo Mateo. Foto Tony Bosco

“Tuve definiciones increíbles. Todos los títulos tuvieron un condimento especial. Desde campeonatos locos, como el último, en el que la definición fue ajena a mí porque dependía también del resto, a definiciones mano a mano, en la misma carrera, puesto a puesto. Me tocó a atravesar de todo y la verdad disfruté todo terriblemente”.

En el TC, Ortelli disputó 406 carreras (se retirará con 407 tras la de San Juan, dentro de poco más de dos semanas). Suma 32 victorias (la última, el 2 de octubre de 2016 en Concepción del Uruguay) y 98 podios. También 32 poles, 71 récords de vuelta y esos siete títulos con los que metió su nombre en la historia. Además, se coronó dos veces campeón en el Top Race, en 2001 y 2005. ¿Le quedó una cuenta pendiente?

“En lo deportivo, hice todo lo que pude. Por supuesto que me hubiera gustado ganar más carreras y más campeonatos. Y conseguir más cosas en otras categorías, como en el TC2000, en la que nunca salí campeón”, reflexiona. “Pero sé que di todo y realmente estoy muy feliz con todo lo que logré”.

Mirá también

Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA