El dúo Isas-Kwiek rinde tributo al pianista Nelson Freire, uno de los mejores del mundo de su generación

0
127
el-duo-isas-kwiek-rinde-tributo-al-pianista-nelson-freire,-uno-de-los-mejores-del-mundo-de-su-generacion

El dúo Isas-Kwiek, integrado por la violinista Cecilia Isas y el pianista Alan Kwiek, vuelve presentarse en un escenario porteño, este sábado 27 de noviembre en el Auditorio de la Fundación Beethoven, tras el silencio impuesto por la pandemia, para rendir homenaje al recientemente fallecido pianista brasileño Nelson Freire, cuya muerte precoz continúa conmocionando al mundo del arte.

Amigo íntimo de Martha Argerich, se conocieron cuando ambos eran adolescentes, Freire, quien murió el 1 de noviembre pasado, a los 77 años, es considerado como uno de los mejores pianistas del mundo de su generación.

Un niño prodigio que llegó al Colón en 1965

Nació en 1944 en la ciudad de Boa Esperança, en el estado de Minas Gerais, y fue un niño prodigio. Luego de ganar el Concurso Internacional de Piano de Río de Janeiro, su arte comenzó a proyectarse en las salas de conciertos de todo el mundo, en 1965 hizo su debut en el Teatro Colón. El cineasta Joao Moreira Salles realizó en 2003 un perfil conmovedor sobre la vida del pianista.

“Tuve la suerte de conocer a Nelson el mismo día que arribé a París en 2000”, cuenta conmovido Alan Kwiek, de origen brasileño, pero radicado en Argentina desde que tenía 3 años. “Llegué de noche a su ‘casinha’ gracias a que Martha Argerich me ofreció conocerlo durante mi estadía en la ciudad de las luces”.

El pianista Alan Kwiek conoció a Freire cuando llegó a París, en el año 2000. Foto Gentileza Prensa

Kwiek llegó con una pequeña carta informal a Rue Chaillot, la calle donde se alojaba Freire, escrita en papel de puño y letra por Argerich.

“Esa misma noche el maestro Freire, luego de haber compartido un exquisito plato típico brasilero preparado por un querido amigo Bosco Padilha, me contó anécdotas de su vida musical y de sus intercambios con artistas geniales, como la pianista Guiomar Novaes.

También le interesó que le contara novedades sobre artistas argentinos, en particular Elizabeth Westerkamp, Pía Sebastiani y la querida Cucucha Castro”, recordó el pianista. Esa misma noche, ya de madrugada, Freire le pidió a Kwiek escuchar juntos dos obras: el primer concierto de Sérgei Rachmaninoff y el Concierto opus 54 de Robert Schumann.

Cómo será el programa

El dúo Isas-Kwiek abrirá el programa del concierto con la Sonata en Re menor La grande , Op. 121, escrita al final de la vida de Schumann, a modo de evocación del Op. 54 del mismo autor, compartido aquella noche con Nelson.

Luego, el dúo interpretará las Tres romanzas de Clara Wieck, tres “versos poético musicales” que la destacada personalidad de una de las mejores pianistas el siglo XIX, considerada al mismo nivel que Liszt, dejó como su legado de compositora entras tantas otras obras.

El programa concluirá con la Sonata de Floro Ugarte, obra que acompaña al dúo desde sus comienzos y forma parte de su disco debut, lanzado en marzo de este año.

Como corolario conmemorativo, el dúo tocará la Danza de los espíritus Bienaventurados, de la ópera Orfeo y Euridice, de Gluck, que Freire inmortalizó como pocos en diversas grabaciones para piano en la versión de Sgambatti.

El Dúo Isas-Kwiek interpretará obras de Schumann, Clara-Wieck y Floro Ugarte, este sábado 27 de noviembre, a las 19, en el Auditorio de la Fundación Beethoven, en Santa Fe 1452 (CABA). Venta de entradas en Fundación Beethoven.

E.S.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA