En un atentado, mapuches de Chile reivindicaron a Elías Garay, el joven muerto en Argentina

0
121
en-un-atentado,-mapuches-de-chile-reivindicaron-a-elias-garay,-el-joven-muerto-en-argentina

Tras un atentado ocurrido este domingo la noche en la zona más caliente del conflicto mapuche en Chile, la Araucanía, las fuerzas de seguridad vecinas encontraron panfletos que reivindican de manera conjunta a activistas de dicha comunidad fallecidos allí y al joven argentino Elías Garay.

El ataque incendiario en Lonquimay destruyó tres cabañas y un bote, según relata la prensa en Chile, tras lo que Clarín tuvo acceso a los escritos encontrados, muy rudimentarios. Confeccionados a mano.

“Fuera Forestales Del Wenu Mapu”, “Yordan Llempi, Pablo Marchant, Elías Garay, Presentes En La Lucha, Libertad A Los Ppm, Fuera Militares, Wewa In” y “Fuera Parceleros Y Latifundistas Del Wall Mapu, Katrillanca Presente, Libertad A Los Ppm”, decían los escritos encontrados y cuya foto se reproduce aquí. 

Panfletos que reivindican las muertes de mapuches chileno y la del joven argentino Elías Garay

Elías Garay murió hace una semana tras recibir un disparo que le perforó el tórax en un predio tomado por la comunidad mapuche en el Paraje Cuesta del Ternero, El Bolsón, provincia de Río Negro. Dos hombres están imputados por esa muerte por causarle lesiones graves a otro sujeto.

Marchant está reconocido como miembro de la Coordinadora Arauco Malleco, la organización político-militar mapuche de ese país. Las crónicas indican que murió con un fusil en la mano cuando realizaban un atentado en un predio forestal. La muerte de Yordan Llempi ocurrió recientemente. Lo mató un funcionario de la Armada, en medio del Estado de Emergencia y militarización que impera en algunas provincias del sur chileno.

Pero para las autoridades de Santiago, los panfletos encontrados apuntan a otra investigación: a la conexión entre los grupos violentos de auto-reinvidicados mapuches en Chile con los de Argentina.

Elías Garay, el joven que apareció muerto en El Bolsón.

De esto precisamente vino a hablar a Buenos Aires hace semanas el subsecretario de Interior de Chile Juan Francisco Galli con el ministro de Seguridad Aníbal Fernández. Los chilenos pidieron trabajar de manera más coordinada y conjunta contra la violencia de estos grupos mapuches en la Patagonia a un lado y otro de la frontera.

Para la inteligencia vecina hay conexiones en el accionar delictivo de estos en trafico de narcotráfico, armas y madera. Recientemente las fuerzas argentinas detuvieron en Neuquén un vehículo chileno que venía con activistas que traían municiones y ropas militares en su baúl.

De hecho, al hablar del ataque en Lonquimay, este lunes, el subsecretario Galli -quien en Chile lleva la seguridad interior, como Fernández aquí- dijo que preocupaba que se hubiera hecho muy cercadela frontera de su país con Argentina. El ataque tuvo lugar a las 22 del domingo en el sector de Laguna Galletué. Es propiedad de Carlos Púa Iyavari.

Galli tomó nota de la reivindicación de Elias Garay junto a los otros dos activistas chilenos fallecidos. “Parece haber vinculación entre lo ocurrido en Lonquimay, en la provincia de Arauco y en Argentina. Eso va a ser parte de la investigación que vamos a llevar a cabo”, dijo Galli. 

La conexión chilena y gesto por el Beagle

Clarín consultó en Santiago si hay conexión de Elias Garay con activistas en Chile, o alguna relación de su muerte con ello, pero aún no obtuvo espera respuesta.

La semana pasada, Facundo Jones Huala, argentino, líder de la Resistencia Ancestral Mapuche, preso en Chile por una quema de un fundo y portación ilegal de armas llamó a vengar la muerte de Garay. “La sangre sea vengada”, dijo en un largo escrito desde la cárcel de Temuco.

“Si hay que dialogar que sea entre nosotros, los que se nos va la vida en esta lucha digna, no con el estado ni los vendidos que son sus cipayos“, también sostuvo Huala en su desafiante comunicado.

Este lunes, los dos gobiernos hicieron gestos de colaboración diplomática luego de una serie de desavenencias, que incluyen la aparición del embajador Rafael Bielsa en una audiencia donde se pedía la libertad de Jones Huala.

Los cancilleres Santiago Cafiero y Andrés Allamand sacaron en sus redes sociales un saludo conjunto por el 37° aniversario de la firma del Tratado de Paz y Amistad. Firmado en 1984, apuntó a la fijación del límite entre los dos desde el canal Beagle hasta el pasaje de Drake al sur del cabo de Hornos. Pero sobre todo fue el inicio de una mejora de las relaciones de dos países que en 1978 casi van a la guerra.

Mirá también

Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA