“Afrontaremos deudas que otros generaron”, dijo Alberto Fernández

0
104
“afrontaremos-deudas-que-otros-generaron”,-dijo-alberto-fernandez

La Unión Industrial cerro su 27° Conferencia Industrial con la presencia del presidente Alberto Fernández, quien llegó a Parque Norte con un libreto escrito de antemano, a diferencia de lo que suelen ser sus intervenciones públicas. “Siempre la palabra escrita ayuda más que la palabra improvisada, porque es más reflexionada”, se atajó. A renglón seguido, desgranó en 17 minutos un discurso en el cual confirmó las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y responsabilizó a la administración anterior de la actual falta de dólares.

“Todos saben que el préstamo (del FMI a Macri) de 2018 es equivalente a toda la ayuda que dio el organismo al mundo para enfrentar los daños de la pandemia. Si Argentina tuviera hoy esas divisas, podría enfrentar los problemas de infraestructura y productivas“, dijo Fernández.

Afrontaremos deudas que otros generaron. Pero no será a costa del desarrollo del país ni en base a ningún programa de ajuste. Vamos con paso seguro y paso firme con el FMI”, agregó.

Fernández fue recibido por el titular de la UIA, Daniel Funes de Rioja, quien dio un prolongado discurso en el cual le reclamó “una mayor equidad tributaria” y que el Gobierno “resuelva el problema de la deuda, porque necesitamos divisas para comprar más insumos y bienes de capital para producir”.

La relación de Fernández con Funes había comenzado con el pie izquierdo, cuando a poco de asumir el titular de Copal al frente de la UIA el Gobierno pegó el faltazo, en septiembre, a la celebración del Día de la Industria (con excepción del secretario de Industria, Ariel Schale).

Para esta Conferencia Industrial se especuló nuevamente sobre la presencia de Fernández quien, tras no pocas versiones a lo largo del mismo jueves, finalmente asistió. Pero en su discurso, escrito, le apuntó a los empresarios de la alimentación, el sector desde el cual Funes llegó a la presidencia de la UIA.

Al abordar el tema de la inflación, el Presidente dijo: “Veo con preocupación el aumento irracional de los precios de los alimentos. Seré inflexible con los que se abusan en este contexto”.

Pese al discurso por momentos áspero, los industriales celebraron la presencia de Fernández. Están cerrando un año con una recuperación de la actividad que, en algunos casos, supera la alcanzada en 2018, según detalló el miércoles el director ejecutivo de la UIA, Diego Coatz.

Uno de los datos que destacaron tanto los industriales como los funcionarios fue la recuperación de las exportaciones, que rondarán los 75.000 millones de dólares este año. 

El ministro de Producción, Matías Kulfas, también abundó en cifras. “En septiembre tuvimos el nivel de actividad más alto en más de tres años, produciendo 4,7% por encima de septiembre de 2019 y 2,6% por encima de septiembre de 2018″, dijo.

De todas maneras, hubo cierto manejo de esas cifras, como cuando dijo que la participación de la industria automotriz local en los patentamientos hoy es de 50% contra 27% de 2017, sin aclarar que en aquel año los patentamientos superaron las 700.000 unidades y este año serán poco más de la mitad de aquella cifra.

Pero Kulfas aportó una veta dialoguista, que en definitiva fue la que endulzó los oídos de los industriales, quienes vienen reclamando al Gobierno un plan económico. 

“En un país donde la grieta está siempre presente, suele pensarse al desarrollo del mercado interno y al de las exportaciones como antinomias. Hay quienes dicen que hay que apostar con todo al mercado externo sin mayores consideraciones por el mercado interno. Y también están quienes creen que exportar no es un objetivo tan prioritario y que la prioridad absoluta debe ser el mercado interno”, dijo Kulfas.

“Se trata de una falsa antinomia, otra grieta que nos divide y nubla nuestro pensamiento. Ambos desarrollos son fundamentales”, agregó Kulfas, quien además incitó a los empresarios a “que suban los salarios”. Funcionarios allegados al ministro deslizaron, después: “Con la recuperación que están teniendo, hay margen suficiente para aumentar salarios y contratar. Hay 47.000 empleos industriales nuevos en un año, la cuarta parte de los 169.000 que se perdieron durante los cuatro años del gobierno anterior”.

Y de paso, Kulfas defendió una posición pro-empresa, dentro de los límites que puede permitirse un funcionario de un gobierno K: “Somos una fuerza centrada en la producción y el trabajo que busca incansablemente un gran acuerdo entre los sectores de la producción y el trabajo para sacar al país adelante”, dijo.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA