Juntos por el Cambio sacó en las elecciones para senadores un 70% más de votos que el Frente de Todos

0
148
juntos-por-el-cambio-saco-en-las-elecciones-para-senadores-un-70%-mas-de-votos-que-el-frente-de-todos

Los resultados del escrutinio definitivo de las elecciones para senadores nacionales mostraron una abrumadora mayoría de votos para Juntos por el Cambio, que le propinó una derrota histórica al peronismo.

Con el 100% de votos escrutados, el resultado fue de 3.290.442 votos para Juntos por el Cambio y 1.937.947 para el Frente de Todos, en las ocho provincias donde se renovaron senadores nacionales.

La principal fuerza de la oposición obtuvo un 69,79% más de votos que el oficialismo, al que le sacó una diferencia de 1.352.495 votos.

En el escrutinio definitivo de las elecciones generales no se contabilizaron para la distribución de bancas los votos en blanco ni anulados, que sumaron 257.523 y 164.099 votos. Eso permitió incrementar el porcentaje que recibieron las fuerzas políticas que se presentaron en las últimas elecciones, respecto a las PASO.

A nivel nacional, Juntos por el Cambios consiguió el 46,88% de los votos afirmativos, el Frente de Todos el 27,61% y el resto de los partidos políticos sacaron el 25,51% en el rubro de senadores nacionales.

Fue la peor elección histórica del peronismo desde el retorno de la democracia, ya que nunca había sacado un porcentaje tan bajo en elecciones nacionales para senadores, excepto en épocas de proscripción política.

Además, el escrutinio definitivo amplió en 0,38 puntos porcentuales la diferencia que se había registrado en el escrutinio provisorio entre el Frente de Todos y Juntos por el Cambio. 

El tercer lugar en cantidad de votos para senadores fue para la lista Hacemos por Córdoba, encabezada por la diputada Alejandra Vigo -esposa del gobernador Juan Schiaretti-, que obtuvo 491.029 votos, el 7% a nivel nacional y el 24,97% en la provincia mediterránea.

Hacemos Cordoba, el partido de Juan, no tuvo un buen desempeño para sendores. Foto La Voz.

El voto de la ciudadanía en Córdoba relegó al tercer lugar en esa provincia al Frente de Todos, donde postulaba al senador Carlos Caserio, que consiguió 206.300 votos y no pudo renovar su banca.

El cuarto lugar en cantidad de votos fue para el Frente de Izquierda (FIT), que tuvo 233.598 votos, el 3,33% en las ocho provincias del país que eligieron senadores.

Y en quinto lugar quedó el Frente Amplio Progresista, que tuvo 228.459 votos, un 3,25% a nivel nacional y 12,56% en la provincia de Santa Fe.

En estas elecciones generales votaron para senadores 7.440.559 personas.

El Frente de Todos obtuvo sus mejores porcentajes electorales en Catamarca, donde la diputada y exgobernadora Lucía Corpacci obtuvo el 50,76%, con 104.412 votos y consiguió dos senadores. Y en La Pampa, donde la lista del gobernador Sergio Zilioto consiguió el 42,21%, con 89.409 votos; aunque ahí ganó Juntos por el Cambio, que consiguió el 48,25%, con 102.218 votos.

Juntos por el Cambio consiguió su mejores porcentajes electorales en Corrientes, donde la lista del gobernador radical Gustavo Valdés tuvo el 58,82%, con 328.217 votos; y en Córdoba, donde la lista encabezada por Luis Juez sacó el 54,09%, con 1.063.595 votos.

El goberndor de Corrientes Gustavo Valdés donde Juntos tuvo un buen desempeño.

También tuvieron fuerte impacto las elecciones en Tucumán, donde la lista apadrinada por el jefe de Gabinete, Juan Manzur, obtuvo la victoria y consiguió dos senadores, con el 41,54%, con 401.344 votos. Las de Santa Fe, donde la periodista Carolina Losada (JxC) derrotó a la lista del gobernador peronista Omar Perotti, por 148.731 votos.

En Chubut, Juntos por el Cambio derrotó al gobernador del Frente de Todos, Mario Arcioni, conquistando dos bancas de senadores, con el 37,87% y 110.997 votos. Y en Mendoza también ganó la oposición, con el 49,57% y 490.754 votos. 

Por otra parte, tal como publicó este martes en exclusiva Clarín, en las elecciones para diputados el resultado fue de 9.876.123 votos para Juntos por el Cambio y 7.962.347 para el Frente de Todos, a nivel nacional. Con ese resultado, la principal fuerza de la oposición obtuvo un 24% más votos que el oficialismo para diputados en todo el país, al que le sacó una diferencia de 1.913.776 votos.

Diferencias entre el escrutinio definitivo y el provisorio

El escrutinio definitivo es el único que tiene valor legal, ya que puede durar más de dos semanas, se analizan los resultados de cada una de las urnas y está a cargo de los jueces federales con competencia electoral de cada uno de las provincias y la ciudad de Buenos Aires. La mayor parte de los resultados están en el sitio de la Cámara Nacional Electoral.

En cambio, el escrutinio provisorio dura menos de 24 horas, está organizado por el Gobierno nacional y sólo tiene fines informativos, para que la sociedad tenga un panorama general del resultado, el mismo día de las elecciones. Sus resultados están en el sitio de la Dirección Nacional Electoral, dependiente del Ministerio del Interior.

En el escrutinio provisorio de las elecciones para senadores nacionales se habían escrutado el 99,14% de las mesas electorales, donde Juntos por el Cambio consiguió el 46,85% de los votos afirmativos, mientras que el Frente de Todos obtuvo el 27,96%.

Al finalizar el escrutinio definitivo, se contabilizaron el 100% de las mesas electorales. Los porcentajes del escrutinio provisorio se modificaron levemente, ampliándose 0,38 puntos porcentuales la diferencia entre las dos principales fuerzas políticas que compitieron en las elecciones para senadores, al pasar a tener el 27,61% de los votos el oficialismo y el 46,88% Juntos por el Cambio.

En estas elecciones el Gobierno perdió, en manos de Juntos por el Cambio, en seis provincias que renuevan senadores, pese a que en la mitad de ellas gobierna el Frente de Todos, que solo se impuso en Tucumán y Catamarca.

El resultado de estas elecciones provocará que, a partir del 10 de diciembre, el oficialismo pierda el quórum propio en el Senado, al bajar de 41 legisladores, a 35; mientras que Juntos por el Cambio subirá cinco, al pasar de 26 a 31 senadores.

Además habrá tres senadores que llegaron en elecciones anteriores en representación de Juntos por el Cambio, pero luego se abrieron y armaron el Interbloque Parlamentario Federal; y otros tres senadores de partidos provinciales de Córdoba, Misiones y Río Negro.

La vicepresidenta Cristina Kirchner, que es la presidenta del Senado, tendrá que afrontar una situación inédita ya que, por primera vez desde el retorno de la democracia, el peronismo no tendrá mayoría propia en el Senado.

Mirá también

Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA