19.6 C
Buenos Aires
HomePolíticaCristina Kirchner: "El FMI vivió condicionando la democracia, la UCR debería despabilarse"

Cristina Kirchner: “El FMI vivió condicionando la democracia, la UCR debería despabilarse”

La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner afirmó que “el FMI vivió condicionando a la democracia argentina”, pero advirtió que esa práctica “no es de ahora”, sino de otras épocas de la historia, como durante los gobiernos de Raúl Alfonsín y de Fernando de la Rúa.

Desde el escenario del festival por el “Día de la democracia”, que conmemora los 38 años desde la asunción de Raúl Alfonsín, la vicepresidenta reclamó a la Unión Cívica Radical (UCR) que debería “despabilarse” porque el FMI empujó para que cayeran los presidentes Alfonsín y De la Rúa.

Cristina afirmó que el “FMI le soltó la mano al gobierno naciente de la democracia, pero no lo hizo con el que vino después de nosotros al que le pusieron toda la tarasca”, en referencia a Mauricio Macri.

En su discurso Cristina Kirchner además recordó que durante los gobiernos de Néstor Kirchner y el suyo el país tuvo “la jubilación más alta de Latinoamérica”, se pagaba el “salario mínimo vital y móvil más alto en dólares” de la región y se “bajó la deuda en dólares” que tenía la Argentina con acreedores externos.

En su discurso, frente a una plaza repleta y en presencia de los expresidentes de Brasil Luis Inácio “Lula” Da Silva y de Uruguay José “Pepe” Mujica, Cristina también reivindicó a las Madres de Plaza de Mayo y a los soldados que cayeron o lucharon en la guerra de las Islas Malvinas como los “que recuperaron la democracia” para la Argentina.

El Día de la Democracia conmemora la asunción del expresidente Raúl Alfonsín, un hito en la historia que dejó atrás los gobiernos militares que caracterizaron el siglo XX.

La masiva convocatoria está pautada para esta tarde en el polígono delimitado por las avenidas Paseo Colon / Leandro N. Alem; la avenida Corrientes; la avenida  Belgrano, y la avenida Carlos Pellegrini del centro porteño.

Con un fuerte operativo de seguridad comenzó el festival y, en el escenario montado a metros de la mítica plaza desfilaron los artistas convocados: Peteco Carabajal, Teresa Parodi, Víctor Heredia, los Super Ratones, Ráfaga, Bárbara Recanati, Massacre, Francisco El Hombre, Orkesta Popular San Bomba, Dolores Solá, entre otros.

Una multitud se congregó en la histórica Plaza de Mayo para festejar por un nuevo aniversario del retorno a la democracia.

Alberto Fernández encabezó la entrega de premios en materia de Derechos Humanos

En el Museo del Bicentenario de la Casa Rosada se entregaron los Premios Azucena Villaflor 2021 que distinguen a personalidades destacadas por su compromiso con los derechos humanos. “Hoy es un día de alegría”, dijo Estela de Carlotto al recibir el premio en el marco del Día Internacional de los Derechos Humanos.

“Estamos acá por ella (su hija Laura), por los 30 mil desaparecidos, por los jóvenes, por el presente y el futuro de nuestra Patria”, agregó la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, quien reafirmó su compromiso con la memoria, verdad y justicia “permanente” para todos los derechos humanos, que incluyen no solo los horrores de la última dictadura militar sino otros flagelos actuales, como la pobreza.

Estela de Carlotto y Alberto Fernández en la entrega del premio Azucena Villaflor de Di Vicenti 2021.

“Tenemos 91 años pero vamos a seguir mientras tengamos vida para que esto no se vuelva a repetir”, dijo la activista al recibir su premio en un acto encabezado por el presidente Alberto Fernández -quien dedicó unas palabras- junto a Cristina Kirchner y los expresidentes de Brasil y Uruguay convocados para la fecha.

Por su lado, Adolfo Pérez Esquivel, otra cara internacional de los derechos humanos, también celebró el premio que recibió. “Hoy estoy recibiendo esto, pero es un día semejante a hace 41 años cuando me otorgaron el Premio Nobel de la Paz”, dijo Pérez Esquivel, y agradeció a la dupla presidencial y a las Madres de Plaza de Mayo. “Hasta la victoria siempre”, cerró.

Los expresidentes Lula Da Silva (Brasil) y Pepe Mujica (Uruguay) presenciaron la entrega de premios Azucena Villaflor esta tarde en el Museo del Bicentenario de la Casa de Gobierno.

“Tenemos que festejar que llevamos 38 años de democracia ininterrumpida”, destacó la Madre de Plaza de Mayo, Taty Almeida, la tercera en recibir la distinción por su larga trayectoria de lucha por los derechos humanos. “Recibir el premio Azucena Villaflor es muy fuerte, fue detenida desaparecida”, subrayó.

También fueron distinguidos Hipólito Solari Yrigoyen, abogado defensor de políticos y militantes perseguidos; Dolores Sigampa de Demonty, integrante de Madres en Lucha Contra la Violencia Institucional; Pablo Torello, director de la película Historias de Aparecidos, y Lucila Larrandart, abogada, jueza y ex miembro de la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas (CONADEP).

Críticas del arco opositor al acto en Plaza de Mayo

Distintas organizaciones se congregaron en la histórica Plaza de Mayo en apoyo al Gobierno.

Desde el arco político opositor se pronunciaron duramente respecto a la movilización convocada por el Gobierno, como el flamante diputado nacional por la provincia de Buenos Aires, Diego Santilli, quien calificó de “show para la tribuna” a la convocatoria en medio de la coyuntura marcada por una crisis económica sin precedentes.

“La Argentina necesita menos actos políticos, más planificación y más gestión”, enfatizó el exjefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

La liturgia peronista estuvo presente en la sede del acto desde temprano.

Además, Santilli sostuvo en declaraciones televisivas que “una plaza llena no define el poder en la Argentina” sino que eso lo hicieron las elecciones, en donde se vio “el pedido de los argentinos al Gobierno” que resultó perdedor de los comicios, marcadas por la sociedad que evalúa la situación “a través de resultados”. 

Por otro lado, lamentó el timing del masivo acto político en medio de la pandemia de coronavirus, aludiendo a las víctimas que dejó el Covid-19 en el país.

En la misma línea se expresó Graciela Ocaña, también diputada nacional por el distrito mas grande y competitivo del país. “La pandemia preocupa en determinados días, y en otros no”, dijo la flamante legisladora a radio Rivadavia.

En la plaza comerciantes venden desde comida hasta banderas, pañuelos y figurines de la vicepresidenta Cristina Kirchner.

Asimismo, Ocaña criticó que el festejo por la democracia se trate mas de una cuestión partidaria del Frente de Todos, a quienes acusó de utilizar la ocasión para dirimir sus conflictos internos.

“Aparte de que es un acto interno del Frente de Todos, que tiene como objetivo dirimir sus propias internas en el frente, tampoco se entiende qué es lo que festejan. Más allá de que todos festejamos la democracia”, fustigó la dirigente opositora.

El Gobierno aún no informó el costo del “Festival ciudadano” por la democracia que saldrá de las arcas del Estado.

María Eugenia Vidal apuntó contra el costo del acto en Plaza de Mayo

Otra personalidad que se sumó a las críticas es María Eugenia Vidal pero desde el lado del gasto que implicó la organización del festejo que conmemora el 38 aniversario del orden democrático post dictadura, al que también calificó de “acto partidario” al igual que Santilli.

“Mientras que el 40% de los argentinos vive en la pobreza, el Gobierno gasta 40 millones de pesos en un acto partidario en la Plaza de Mayo“, publicó en Twitter la diputada nacional por la Ciudad de Buenos Aires citando una nota de Clarín que afirma que ese sería el costo del acto del Gobierno que afrontaría el Estado y no el Frente de Todos por tratarse de un “acto institucional”, a pesar de que tiene un claro tinte partidario.

La Plaza de Mayo esta tarde durante el festival que conmemora los 38 años del advenimiento de la democracia.

“Más alejados de la realidad que nunca”, concluyó la exgobernadora de la provincia de Buenos Aires.

Por su parte, el pasado jueves la portavoz presidencial, Gabriela Cerruti, había aclarado que el “Festival ciudadano” se trata de un acto institucional para conmemorar una fecha pública por lo que “los gastos corren por cuenta de la organización del acto”.

“Es un acto institucional que tiene que ver con la celebración del Día de los Derechos Humanos y de la recuperación de la democracia. Está bueno que sea una tradición en la Argentina que celebremos después de que nos costó tanto recuperar la democracia”, indicó Cerruti.

También te puede interesar

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS