Proponen demoler el chalet de Maradona en Devoto para construir un edificio: qué papel juegan sus hijos

0
75
proponen-demoler-el-chalet-de-maradona-en-devoto-para-construir-un-edificio:-que-papel-juegan-sus-hijos

Hablar del chalet de los Maradona en el barrio porteño de Villa Devoto es dar con una imagen que está calada en el corazón de todos los futboleros. Allí llegaron Diego y los suyos en el inicio de los años ochenta, cuando Pelusa pasó a Boca y se preparaba para conquistar el mundo. Fue su refugio durante años: detrás de esas paredes se recuperó en la previa a México 86 y más recientemente selló su reconciliación con Diego Junior, su hijo mayor. Ese lugar, tan emblemático, parece tener su destino inevitable: planean demolerlo.

“Se buscaron todos los medios posibles para no llegar a esta instancia pero no pudimos”, lamenta Adrián Mercado, el SEO del grupo homónimo que desde hace meses intenta venderlo sin éxito. Tampoco lograron rematarlo en diciembre, cuando se llevó a cabo la llamada “Subasta del 10″ y la propiedad ubicada en la calle Cantilo fue ofrecida con un valor de 900 mil dólares como base. Nadie se tentó con adquirirla. “Apelamos al valor sentimental pero no apareció nadie dispuesto a comprarla”, agrega el empresario, consciente como nadie de la fuerte crisis que afecta desde hace años a la compra y venta de inmuebles en el país.

Por eso, la alternativa más viable parece ser la de tirar abajo al chalet y utilizar los 1.350 metros cuadrados de su lote para desarrollar un proyecto inmobiliario más seductor y redituable. El terreno, vacío, cuesta más que con la casa: 1,3 millones de dólares, según estimaciones. La ingeniería financiera ya está en marcha y se espera que las cuentas les den resultado favorable a todos los involucrados.

Vista aérea del chalet que perteneció a Diego Maradona, en Villa Devoto. Foto: JUAN MABROMATA / AFP.

“En ese terreno se podría hacer un edificio de no más de tres pisos, o cuatro con un retiro tipo balcón terraza al frente. Podés construir hasta 2.100 metros cuadrados de obra y 1.500 vendibles. Se está trabajando en el proyecto, para definir cuántos departamentos se podrían construir como para poder presentarlos. La semana que viene tendríamos el primer ‘masterplan'”, le explica Mercado a Clarín.

Para resolver el dilema, la propuesta deberá contar primero con el consenso de los cinco herederos que figuran en el trámite de sucesión de Maradona: Diego Junior, Dalma, Gianinna, Jana y el pequeño Diego Fernando, sus hijos según la ley. Y la aprobación de la jueza civil platense Luciana Tedesco del Rivero, que maneja los destinos de la herencia.

“La idea es demoler y hacer un edificio, no queríamos hacerlo de entrada porque nuestra intención siempre fue que alguien se quedara con la casa, por lo simbólico que tiene ese chalet. Ahora la propuesta es construir departamentos y que cada uno de los cinco hijos se quede con uno para ellos”, adelantó Mercado.

Tras dejar atrás las internas y divisiones, los hijos de Diego ahora se muestran en un frente común para reclamar el patrimonio que perteneció a su padre, por eso se cree que estarían de acuerdo con esta salida planteada por Mercado y darle un punto final al tema.

El chalet de los Maradona, en Villa Devoto. Foto: JUAN MABROMATA / AFP.

La casa del Maradona “más feliz”

Según dicen quienes lo conocieron, el mítico chalet donde vivieron Doña Tota y Don Diego “es la casa del Maradona más feliz”.Diego la compró en 1981 tras sellar su pase de Argentinos Juniors a Boca, con el fin de que allí se instalara toda la familia. Ya había hecho lo propio cuando dejaron Fiorito para irse a La Paternal, en sus primeros años como estrella del Bicho. Living, fondo, jardín, pileta, parrilla, quincho, cochera, todo tipo de comodidades y material de primera categoría, para que los Maradona lo hicieran su punto de encuentro en cada fiesta, cumpleaños o celebración durante décadas.

Desde su balcón, ubicado en la pieza de sus padres, Maradona saludó a la multitud que se acercó a ovacionarlo tras conquistar el Mundial de México 86. Y treinta años después, en su puerta de entrada, hizo pública su postergada reconciliación con Diego Junior, en un abrazo que recorrió el mundo.

Agosto de 2016. Diego y Diego Junior, en una de las fotos más esperadas en la vida de los Maradona. Foto: Movilpress.

El catálogo que ofrecía la propiedad en subasta obviaba lo afectivo para ir a lo técnico: el chalet tiene 17 mts. de frente x 43 mts. de fondo y está distribuido en una planta baja, primer piso y altillo. Consta de 700 m2 cubiertos y otros 500 m2 al aire libre.

Un recorrido íntimo por el caserón, al que tuvo acceso Clarín con fotos y videos, muestra un garaje para tres vehículos, hall de acceso, bar, toilette, living, comedor diario, cocina, patio, piscina, quincho, parrilla y un baño. En el primer piso hay seis dormitorios con placard y tres baños completos, mientras que en el altillo se pueden observar otros dos dormitorios, una sala de estar y una baulera.

En la casa hay detalles de categoría en muy buen estado de conservación, como un vitraux y un diseño de mármol, junto a otros a los que se les deberá hacer algún tipo de mantenimiento o reciclaje: aberturas de madera, pisos con alfombras, techos y cañerías. Buena parte de todo esto puede verse en distintos tramos de la serie Maradona: Sueño Bendito, de Amazon, que aprovechó la ausencia de inquilinos para su rodaje.

Recorida por la casa que perteneció a Diego Maradona, sobre la calle Cantilo en Villa Devoto. Foto: Fernando de la Orden.

De su construcción original, solo la cocina tuvo que ser reconstruida por completo luego de sufrir un foco de incendio que estuvo a punto de desatar una tragedia y puso en riesgo al resto de la propiedad.

“Los Maradona vivieron acá hasta la muerte del papá de Diego, en 2015. En ese momento se quedó viviendo una de las hijas, un tiempo más, pero después la casa quedó vacía y cada tanto iban a limpiarla”, recordó Mercado.

El fondo es quizás el lugar más representativo de la casa. El Diez le hizo poner pasto sintético en una época en que ese tipo de superficie era una absoluta innovación. Hoy impacta la soledad de su pileta semivacía, en cuyo borde Maradona y su sonrisa posaban para cada producción fotográfica.

Recorida por la casa que perteneció a Diego Maradona, sobre la calle Cantilo en Villa Devoto Foto: Fernando de la Orden.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA