Cómo lograr el éxito en las nuevas formas de trabajo en las organizaciones

0
72
como-lograr-el-exito-en-las-nuevas-formas-de-trabajo-en-las-organizaciones

Desde hace varios años la industria del software enfocada en la construcción de productos digitales (aplicaciones) afronta nuevos desafíos por parte del mercado y los consumidores.

Esto trae aparejado nuevas formas de trabajo, que son necesarias para hacer frente al entorno complejo y cambiante que atraviesan las organizaciones.

Para abordar estos desafíos las organizaciones se ven obligadas a cambiar la mentalidad y buscar nuevas formas de trabajo.

Los consumidores mediante sus hábitos y necesidades impulsan el surgimiento de nuevas aplicaciones o funcionalidades en aplicaciones existentes.

Las organizaciones son quienes se encargan de satisfacer la demanda de estos consumidores permitiendo la interacción de los usuarios a través de dispositivos móviles y laptops conectados a Internet.

Estas organizaciones, puertas adentro, necesitan abordar un proceso de construcción de las aplicaciones para luego llevarlas al mercado.

En este momento tienen una importancia vital los equipos de desarrollo de productos digitales, que requieren la incorporación de una nueva mentalidad en la forma de realizar el trabajo que les permita desempeñarse de manera colaborativa y autoorganizada.

Para llevar adelante el trabajo, se emplean las denominadas metodologías ágiles mediante las cuales se consiguen mejoras en el proceso de trabajo para tener más éxito, ya que los procesos más eficientes conducen a mayor productividad, mejor calidad y empleados más felices y comprometidos.

Es muy relevante definir métricas de madurez organizacionales de manera de medir la mejora continua de las formas de trabajar.

¿Cómo encontrar la forma de trabajo? (WoW)

Si bien existen marcos de trabajos ágiles que han demostrado éxito en distintas organizaciones, encontrar la forma de trabajo o WoW (“Way of Working“) va a depender del contexto y la industria a la cual pertenece cada organización.

Cada persona, cada equipo es único y las situaciones a las cuales se enfrentan son distintas. No hay dos organizaciones iguales.

Por esta razón no se puede aplicar la forma de trabajo ágil que le resultó a otras organizaciones y esperar lograr el éxito, sino que hay que experimentar hasta conseguir la propia forma de trabajo que nos asegure nuestro propio éxito.

Uno de los principales aspectos para tener en cuenta a la hora de comenzar el camino de la búsqueda de la forma de trabajo apropiada para nuestra organización, es tener en cuenta la cultura predominante en la organización, las oportunidades de negocio que tiene en el mercado, la competencia y por sobre todo, el capital humano con el que disponemos en la organización.

Como no hay dos organizaciones iguales, cada una tiene necesidades concretas, por lo que es necesario generar una experiencia de empleado que facilite la transición racional de las personas de la organización.

Cada persona, cada equipo es único y las situaciones a las cuales se enfrentan son distintas.

¿Dónde está la clave?

Al momento que las organizaciones se proponen comenzar el proceso de transformación en búsqueda de una nueva forma de trabajo ágil que les garantice el éxito, es fundamental plantear un plan estratégico de transformación.

Este plan debe contemplar como objetivos la cooperación transversal, la agilidad y la innovación. Debe colocar a los empleados en el centro de la estrategia de transformación, sin perder el foco en el cumplimiento de los objetivos del negocio.

También debe generar en cada acción una experiencia del empleado única a lo largo de todo el proceso. Si no se considera a nuestros empleados no es posible lograr el éxito.

Por otro lado, a fin de evaluar el progreso de una organización hacia una metodología ágil, es muy relevante definir métricas de madurez organizacionales de manera de medir la mejora continua de las formas de trabajar lo que permitirá ir ajustando la estrategia de transformación.

Para abordar estos desafíos las organizaciones se ven obligadas a cambiar la mentalidad y buscar nuevas formas de trabajo..

El camino: innovar y evolucionar

La transformación digital es hoy imprescindible para que las organizaciones continúen operando. Las formas de trabajo han cambiado convirtiéndose en un proceso más ágil y dinámico impulsado por la conectividad, las plataformas de comunicación y las videollamadas.

La nueva normalidad necesita que las organizaciones den el paso, pero para ello deben estar dispuestas a innovar y evolucionar. Esto significa que todas las personas que conforman la organización deben cambiar la forma de pensar (“mindset“), la forma de actuar y procesar la información.

En definitiva, las organizaciones deben enfocarse en construir una cultura digital alineada con los nuevos modelos de trabajo y de negocios, para mantenerse al día y crear un ecosistema adecuado que permita el aprendizaje, la experimentación y el crecimiento continuo.

(*) Ingeniero en sistemas especialista en metodologías ágiles de trabajo, medios de pagos y retail (ecommerce).