Ordenan indemnizar con 113 millones de pesos a familiares de una víctima de la tragedia del Paraná

0
62
ordenan-indemnizar-con-113-millones-de-pesos-a-familiares-de-una-victima-de-la-tragedia-del-parana

Doce años después de la competencia de natación que se cobró la vida de ocho deportistas y acompañantes que fueron arrastrados bajo una barcaza sojera, en el río Paraná, la Justicia Federal ordenó pagar 113 millones de pesos de resarcimiento a la familia de una de las víctimas.

El fallo fue dictado por el juez de Posadas, José Luis Casals y recayó sobre la entidad organizadora de la prueba deportiva y la Prefectura Naval, responsable de la seguridad.

La edición 80 del “Cruce del Paraná” se realizó en la mañana del 16 de enero de 2010. Los nadadores partieron desde las costas de la ciudad paraguaya de Encarnación y, a fuerza de brazadas, debían llegar a Posadas, bajo la supervisión de sus acompañantes, que iban en kayaks, lanchas y motos de agua.

Casi sobre el canal, un grupo de participantes fue arrastrado hacia una barcaza que estaba amarrada y literalmente fueron succionados por el agua que chocaba contra la enorme proa.

Luis Roberto Saide (56), una de las víctimas de la tragedia del Río Paraná.

En esa oportunidad murieron ahogados Mauro Patricio Bacigalupi (28), Víctor Sessa (36), Fernando Solé Masés (12), Eugenio Raúl Seró (59), Sebastián Ruzecki (19), Nicolás Levequi (14), Manuel Leiva (57) y Luis Saide (56).

Por esas muertes, la Justicia Federal condenó en 2014 a Hugo Alfonso, titular de la Asociación Mercosur de Aguas Abiertas; y al prefecto Jorge Antonio Lezcano a cuatro años y tres años y medio de prisión, respectivamente, por el delito de “homicidio culposo, calificado por la cantidad de víctimas“.

Dos años antes, en 2012, la esposa de Luis Saide inició un proceso civil para lograr un resarcimiento por la muerte del profesor de educación física oriundo de Santa Fe.

Los argumentos

La muerte de Luis Roberto Saide privó a sus hijos de su presencia en actos trascendentales de su vida, y de su compañía en el desempeño de las disciplinas en que se desarrollaban. Tampoco podemos dejar de lado que encontró la muerte en el campo en que desarrollaba el fuerte de su actividad, y que Nahir y Deisy fueron parte del trágico evento que se llevó la vida de su padre y testigos de la actividad heroica que desplegó para salvarles la vida y la de tantos otros”, sostuvo Casals en su fallo.

Los 113 millones de pesos corresponden a los conceptos de indemnización por daño moral y patrimonial a la familia del profesor de educación física de Reconquista.

Una de las marchas de los familiares de las víctimas para reclamar justicia. Foto Archivo Clarín.

Los abogados de la familia Saide también habían entablado la demanda contra la firma UABL, la segunda mayor constructora de barcazas a nivel mundial, pero el juez sólo cargó la responsabilidad sobre el Estado argentino y la asociación civil que organizó la competencia.

Un total de 47 nadadores fueron los que se lanzaron a las aguas del río Paraná en la mañana del sábado 16 de enero de 2010. Algunos sobrevivientes dijeron que cerca de la mitad de esos competidores y sus acompañantes fueron succionados bajo las barcazas que estaban amarradas cerca del canal. Algunos pudieron aguantar la respiración y emerger en la proa, donde fueron rescatados, pero otros terminaron ahogados.

La competencia se largó en el Club de Caza y Pesca Pacu Cuá, en la ciudad de Encarnación, Paraguay, y debía finalizar una hora después en Posadas, luego que los nadadores recorrieran unos 6.500 metros, pero las condiciones climáticas hicieron que todo terminara en una tragedia, la peor del deporte en Misiones.

EMJ

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA