Confirman que la TV Pública suspendió a un empleado por violencia de género en el canal

0
39
confirman-que-la-tv-publica-suspendio-a-un-empleado-por-violencia-de-genero-en-el-canal

Tal como informó Clarín, el directorio de Radio y Televisión Argentina (RTA), la empresa que maneja Rosario Lufrano, suspendió por 29 días a un empleado de la TV Pública, luego de comprobarse que cometió violencia de género el 15 de marzo pasado contra una mujer trabajadora de escenografía dentro del canal estatal.

Clarín pudo confirmar este hecho, con el Acta de Directorio de RTA y con la reconstrucción de lo ocurrido, según fuentes cercanas a la víctima.

La TV Pública se negó a que Clarín acceda al Acta de Directorio, argumentando que esa reunión era de caracter “confidencial”, mientras en simultáneo difundía un comunicado de su Dirección de Género que negaba el abuso sexual y sembraba sospechas sobre lo ocurrido.

En simultáneo, los medios de comunicación K calificaron de “fake news” la información publicada por Clarín hace dos semanas, intentando encubrir el grave caso de violencia de género ocurrido en la TV Pública.

Sin embargo, Clarín pudo acceder al Acta de Directorio N°139 de RTA, cuyo contenido publica en exclusiva, como parte de la investigación sobre la agresión sexual contra una empleada del canal, que fue minimizada públicamente por sus autoridades.

El Acta N°139 certifica que el 13 de mayo pasado, en la reunión de Directorio de la empresa estatal que maneja la TV Pública, se trataron dos “casos de gravedad suscitados en materia de violencia institucional y de género”.

Por un lado, el empleado Ricardo Guilarte, que cometió un caso de “violencia de género dentro del canal”, según consta en el Acta. Y por el otro, el empleado Piacenza, que filmó y viralizó un video profiriendo amenazas y quemando el Protocolo de Género de la TV Pública.

A Guilarte se lo suspendió por “violencia de género”. Le dieron 29 días de suspensión “sin goce de haberes, más otras medidas de caracter protectorio y reparatorio, como capacitaciones y reeducación en materia de género y diversidades”, según consta en el Acta de Directorio.

No figuran en el Acta los hechos que ocurrieron para que lo suspendan a Guilarte, ya que los directores, a propuesta de Lufrano, resolvieron que la reunión no fuera grabada ni “transcripta en su literalidad”, para garantizar la “confidencialidad y protección de la trabajadora” agredida.

Clarín se comunicó con la víctima, quien prefirió no hablar con ningún medio. Sin embargo, una fuente muy cercana a ella, que también prefirió guardar el anonimato, dijo: “Lo tienen que echar (a Guilarte), porque no creo que sea la primera vez que hace algo así”.

En el Acta de Directorio figura que le recomendaron a la víctima hacer también la denuncia policial, pero que “expresamente la trabajadora manifestó no querer realizar la denuncia policial”. Y que se tomaron todas “las medidas preventivas para que la trabajadora y el trabajador no tuvieran que (volver a) cruzarse”.  

Por eso, sorprendió que la Directora de Género de Radio y Televisión Argentina (RTA), Susana Sanz, difundiera un comunicado en el que negó “rotundamente haber tomado conocimiento de algún hecho compatible con el delito de abuso sexual en el ámbito laboral de la TV”.

La Dirección de Género es un área creada en la gestión de Lufrano y su directora es Susana Sanz, madre de la presidenta de la agencia de noticias estatal Télam, Bernarda Llorente, y suegra del ministro de Defensa del Gobierno nacional, Jorge Taiana.

Los dos directores por la oposición dijeron sentirse indignados ante el comunicado de la directora de Género, que según entienden minimiza la situación. Y respaldaron la existencia del abuso sexual, motivo por el cual pidieron echar al empleado de la empresa que maneja Lufrano.

En el Acta de Directorio figura que el director radical de RTA, Javier Monte, “manifiesta que (Guilarte) debe ser despedido, no solamente suspendido. Considera que se cumplió el derecho de defensa, al reconocer los hechos. Que no se puede permitir que esta persona circule por los pasillos del canal. Que mociona que no se lo suspenda, sino que se lo despida para proteger al resto de las mujeres”. 

En el mismo sentido se expresó el director por la segunda minoría parlamentaria (PRO), Cristian Larsen, quien “manifiesta que en virtud de los documentos que se leyeron y a los cuales tuvo acceso en este acto surge que la conducta de acoso del trabajador señalado viene siendo reiterada en el tiempo y que en este último acto sucedido el 15 de marzo se ha agravado”.

Larsen propuso “tomar una sanción ejemplificadora para proteger la seguridad de todas las mujeres que trabajan en el canal”, según dijo en la reunión de Directorio.

El empleado suspendido Guilarte es hermano de un dirigente del Sindicato Argentino de Televisión (SATSAID), gremio muy cercano al Gobierno y con mucho peso en la conducción de la TV estatal.

Osvaldo Santoro planteó que “la investigación corresponde a la justicia. Como vicepresidente considero que corresponde hablar con los gremios, y hacerles entender a los trabajadores que lo que sucedió está mal”.

“Pero la razón de no echarlos es a favor de la empresa. Legales hizo su dictamen, los especialistas, la Dirección de Género, Presidencia y Vicepresidencia. Y se propuso que se les dé la sanción máxima para que se tenga en cuenta que en verdad es un hecho grave”, concluyó el vicepresidente Santoro su postura, que fue respaldada por Lufrano y dos directores kirchneristas de RTA.

La votación fue muy ajustada. Hubo cuatro votos a favor de la suspensión de Guilarte, sobre siete integrantes del Directorio.

Es que los dos directores opositores votaron por echarlo. Y la representante parlamentaria del Frente de Todos, Cynthia Ottaviano -única conectada por Zoom-, poco antes de votar “se retira de la reunión por sentirse muy descompuesta”, según figura en el Acta de Directorio.

La quema del Protocolo de Género

El otro caso que trató el Directorio de RTA fue el del empleado Piacenza, que se filmó quemando el “Protocolo de prevención e intervención ante situaciones de violencia y acoso laboral y/o por razón de género en el ámbito de Radio y Televisión Argentina”.

Además “amenazó a supuestos compañeros de trabajo y emitió declaraciones indecorosas hacia la institución”, sostuvo el Acta de Directorio.

Los directores por la oposición Cristian Larsen y Javier Monte reclamaron su “despido con causa”, ya que hubo “un grave incumplimiento a las normas de RTA, siendo que el video muestra la quema del protocolo y el contenido de amenazas hacia un hombre y una mujer”.

Pero la mayoría kirchnerista del Directorio de RTA resolvió suspender al empleado Piacenza por 20 días, sin goce de haberes, “más la realización de las capacitaciones en la materia y las disculpas públicas correspondientes”.

En el video por el que lo suspendieron se ve al empleado Piacenza, que dice: “Rengo, con esto limpiate bien el orto. Mirá lo que hago. A la flaquita le voy a romper el culito, a esa la Alfonsa”, vocifera Piacenza a cámara, mientras prende fuego las hojas del Protocolo de Género, en las instalaciones de la TV Pública. Y concluye el video amenazante, en medio de las risas de sus cómplices: “¿Lo estás viendo, pelotudo?”.

Mirá también

Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA