Subastan el manuscrito de “La Mano de Dios”, la canción que Rodrigo le dedicó a Diego Maradona

0
18
subastan-el-manuscrito-de-“la-mano-de-dios”,-la-cancion-que-rodrigo-le-dedico-a-diego-maradona

Con motivo de conmemorarse este miércoles el aniversario de los famosos goles de Diego Maradona contra Inglaterra en los cuartos de final del Mundial de México de 1986, la plataforma argentina de criptoarte Kephi Gallery realizará la subasta online de una obra histórica inspirada en Pelusa: el manuscrito de la popular canción La Mano de Dios, creada por Alejandro Romero para ser interpretada por el cuartetero cordobés Rodrigo Bueno.

La subasta tendrá lugar el miércoles 22 de junio y se podrá acceder desde cualquier lugar del mundo a través de la plataforma de Kephi Gallery. El precio de base será de $1.000.000 BUSD, es decir una moneda digitalizada cuyo valor está atado al dólar estadounidense.

El comprador, informaron los organizadores, se llevará el manuscrito original asociado a un NFT de Kephi Gallery, que garantiza su autenticidad. El mismo estuvo en manos del reconocido cantante cordobés, quien profetizó que esta canción sería su último éxito y le sumó el título de INRI, las siglas que habrían sido escritas en la cruz en la que en la que yacía Jesucristo.

La canción tuvo ventas récord en Argentina con la interpretación de “El Potro”, además de ser replicada en muchos países de América Latina y Europa, en distintos idiomas y cantada muchas veces por el mismísimo Maradona.

Recientemente, fue el tema elegido para acompañar el trailer de Sueño Bendito, la biopic producida por Amazon sobre la vida del ídolo.

Sale a subasta el original de La Mano de Dios. Foto prensa Grupo Mass

“Maestro, ¿le puedo pedir una? ¿Me cantás la mía?”, fue el pedido de Maradona a Alejandro Romero en el primer cumpleaños de su hija Dalma después de la muerte de Rodrigo, en abril de 2001.

Invitado por Claudia, Romero conoció a quien fue su inspiración. “Agarré la viola y tuve que cerrar los ojos para cantar ¡Me estaba mirando el Diego! Era una situación de altura y yo tengo mucho vértigo. Cuando abro los ojos a mitad de la canción, veo que Diego está ahí tirado en el piso disfrutando con una sonrisa en la boca. Fue un momento muy emocionante. Increíble.”, recuerda el compositor. El jugador estrella siempre se refirió a la letra como una de las canciones más lindas que le escribieron.

Alejandro Romero interpretó la canción para Maradona. Foto: prensa Grupo Mass.

La historia detrás del hit

Iniciaba el 2000 y la coyuntura económica y política de aquel entonces parecía erosionar los sueños y metas musicales del joven Alejandro Romero. Un 29 de febrero de aquel año sonó su teléfono: Rodrigo “el Potro”, su cuñado, lo invitaba a escribir una canción para su próximo disco y, sin más detalle, dejó en manos del autor lo que de él pudiera surgir.

Por mucho tiempo, Romero estuvo pensando frente a hojas vacías. Hasta que luego de mucha frustración y desesperación, miró al cielo y repitió una y otra vez… “Dame una mano”. Así, agarró la guitarra y empezó a escribir palabras sueltas, lo primero que se le venía a la mente.

Alejandro Romero junto a Diego Maradona. Foto prensa Grupo Mass

Fue entonces cuando la magia ocurrió y lo fue guiando hasta completar la letra que resonaba en su interior: “Así empecé a escribir palabras sin sentido para mí: ‘En una villa nació, fue el deseo de Dios, crecer y sobrevivir a la humilde expresión, enfrentar la adversidad con afán de ganarse a cada paso la vida…’ y en ese momento sentí mi voz interna que me dictaba ‘en un potrero forjó una zurda inmortal’ y ahí me di cuenta que tenía que ver con Maradona”, rememora.

Agradecido y emocionado llamó a Rodrigo una vez completada la canción, quién expresó “A Diego le va a encantar, la van a cantar todos (…) ¡Este es tu pasaporte para no pedirle nada a nadie!”. Luego, con semblante serio y mirando fijamente la hoja con la letra, manifestó que ese sería su último éxito y bautizó la canción con las siglas INRI en el margen de la hoja en homenaje a Diego.

DB

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA