Sumariaron a un candidato K a juez y estrecho colaborador de Alejo Ramos Padilla

0
36
sumariaron-a-un-candidato-k-a-juez-y-estrecho-colaborador-de-alejo-ramos-padilla

Uno de los colaboradores más estrechos del juez Alejo Ramos Padilla en Dolores enfrenta un sumario por “irregularidades administrativas”. Se trata de Gustavo Adolfo Puppo, secretario federal y uno de los diez candidatos en carrera para ocupar la vacante de juez en ese juzgado dolorense.

El trámite fue habilitado el último día hábil del año pasado por la Cámara Federal de Apelaciones de Mar del Plata. Para instruirlo, los magistrados de la alzada se basaron en un dictamen firmado por el actual juez subrogante de Dolores, Martín Bava, quien sucedió a Ramos Padilla, tras su designación al frente del juzgado federal 1 en La Plata.

“Surge la existencia de algunas irregularidades administrativas que ameritan su dilucidación en este ámbito” argumentó el tribunal, en base al dictamen que Bava firmó el 10 de diciembre de 2021. Se relacionan irregularidades con el trámite de un presunto caso de trata de personas en la que está involucrada una menor.

Puppo habría actuado en ese expediente, iniciado en 2020, con el desconocimiento del juez Bava, por lo que el magistrado decidió elevar la prevención sumarial a la Cámara.  Ambos actuaron de manera estrecha en la instrucción de la causa ARA San Juan, derivada luego a Comodoro Py, donde está siendo revisada. 

Además de Puppo, secretario federal contratado en Dolores, el sumario también alcanzó a un secretario federal ad honorem del mismo juzgado. La instrucción quedó a cargo del camarista Eduardo Jiménez y como actuario se designó a Federico Rimondi, también secretario en Dolores.

Según trascendió en fuentes judiciales, el proceso habría culminado esta semana con un apercibimiento para Puppo, quien ya habría sido notificado de la decisión. Llega días después de una auditoría realizada en el juzgado de Dolores y encabezada por el propio camarista Jiménez.

Ocurre además cuando aún está pendiente la realización de las entrevistas personales en el Consejo de la Magistratura de la Nación, en el marco del concurso 465. Fue lanzado el 4 de mayo de 2021, para cubrir la vacante de juez de Dolores dejada por Ramos Padilla. 

Tras la toma de los exámenes escritos y el análisis de las impugnaciones, diez postulantes pasaron a la siguiente instancia y Puppo, de activa colaboración con el juez y miembro de “Justicia Legítima” Ramos Padilla en la causa D´Alessio, entró en décimo lugar. Aunque la Comisión de Selección lo había ubicado en el puesto 12, fue beneficiado a instancias del consejero Alberto Lugones, cercano a los K, como informó Clarín.

Una circunstancia similar favoreció a Melina Sol Rodríguez, también secretaria en Dolores y que culminó en el primer lugar entre los designados para las entrevistas. Al igual que Puppo, es muy allegada a Ramos Padilla, con quien comparte cátedra de Derechos Humanos en una universidad con sede en Dolores donde la acaban de nombrar vicedecana.

Ambos formaron parte del equipo de colaboradores con el que Ramos Padilla desembarcó el 24 de junio de 2015 en el juzgado federal 1 de Bahía Blanca. De esa subrogancia, que culminó en diciembre del mismo año, aún está pendiente la decisión del fiscal Gabriel González Da Silva sobre si abre o no una investigación contra el juez o alguno de sus asistentes.

En el sumario y la instrucción preliminar sustanciadas tras la partida de Ramos Padilla, declaró una decena de empleados del juzgado bahiense. Algunos definieron a aquel interinato como una “virtual intervención política” y la mayoría apuntó contra los asistentes del juez, algunos llegados desde Dolores y otros designados por la Procuración en épocas de la ex fiscal K Alejandra Gils Carbó y el Consejo de la Magistratura.

Alejo Ramos Padilla es hijo del camarista Juan Ramos Padilla, quien organiza las marchas contra la Corte Suprema y milita en el sector K de Leopoldo Moreau.

Mientras Rodríguez apenas es mencionada en el expediente, abundan las alusiones a Puppo. Al menos dos empleados del juzgado 1 bahiense lo vincularon con hechos que podrían encuadrar en una coacción ideológica y abuso de autoridad.

Habrían ocurrido en el ámbito de la secretaría de Derechos Humanos, prioridad durante la gestión de Ramos Padilla en Bahía Blanca. Una empleada del área contó un reproche que Puppo le hizo a una secretaria por “no estar a la altura” del cargo, según le dedicó. 

“Le dijo que se tenía que sentir muy agradecida con el gobierno kirchnerista y básicamente tenía que tener en su despacho un cuadro de Néstor Kirchner y agradecerle todos los días porque si no se hubiera creado la Secretaría de Derechos Humanos ella no sería Secretaria” relató la testigo ante los sumariantes.

Mirá también

Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA