La pobreza en Argentina llegó al 36,5 % en el primer semestre del año

0
38
la-pobreza-en-argentina-llego-al-36,5-%-en-el-primer-semestre-del-ano

Bajó 4,1% en la comparación interanual. El índice de indigencia se ubicó en el 8,8 % de las personas, 0,6 puntos por encima de la tasa registrada en el segundo semestre de 2021.

La pobreza en la población urbana de Argentina se situó en el 36,5 % durante el primer semestre del año, 0,8 puntos porcentuales por debajo de la tasa registrada en la segunda mitad de 2021, informaron fuentes oficiales.

Según indicó el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), el índice de indigencia se ubicó en el primer semestre del año en el 8,8 % de las personas, 0,6 puntos por encima de la tasa registrada en el segundo semestre de 2021.

En la comparación interanual, el índice de pobreza disminuyó en la primera mitad del año 4,1 puntos porcentuales y el de indigencia, 1,9 puntos. Sin embargo, tal como se preveía, el de pobreza aún se ubica por encima de los niveles prepandemia.

La estadística oficial señala que a finales de junio pasado se encontraban por debajo de la línea de pobreza 2,7 millones de hogares, los cuales incluían a 10,6 millones de personas.

En tanto, 660.494 hogares se encontraban, a su vez, bajo la línea de indigencia, lo que incluía a 2,6 millones de personas.

La medición tiene en cuenta el nivel de vida en los 31 centros urbanos más poblados del país, lo que abarca a 29,1 millones de personas, sobre una población total en Argentina de unas 46,2 millones de personas.

El leve descenso de la pobreza durante el primer semestre en Argentina coincidió con un crecimiento acumulado de la economía del 6,5 % y una bajada en la tasa de desempleo, que se situó en el segundo trimestre del año en el 6,9 %, su nivel más bajo en siete años.

Sin embargo, la reducción de la pobreza no logró ser mayor debido a la elevada inflación acumulada en el primer semestre, del 36,2 %, lo que impacta en el coste de la cesta básica de alimentos y servicios, cuyo valor marca la línea de la pobreza.

En ese sentido, el Indec detalló que -con respecto al semestre anterior- el ingreso familiar promedio subió 29,1%, pero que las canastas regionales aumentaron 33,8% (en su versión “alimentaria”, útil para registrar la indigencia) y 29% (la “total”, que se usa para medir la pobreza).

En el segmento etario de 0 a 18 años, la pobreza alcanzó al 51,5% de los niños y adolescentes.

En tanto, las regiones con registros de pobreza más altos en el primer semestre de 2022 fueron el Gran Buenos Aires (37% de las personas estaban debajo de esa línea, unas 5.808.775 personas) y Cuyo (también con 37%, se proyectan unas 676.379 personas).

Dentro del GBA, los partidos bonaerenses llegaron al 42% de pobreza en su conjunto (5.321.473 personas). Además, el Gran Buenos Aires fue la de mayor indigencia (10,4%), también con un nivel alto en los municipios de la Provincia de Buenos Aires que la componen: la indigencia afectó al 11,9% de su población, unas 1.509.538 personas.

La Patagonia fue la región con nivel más bajo de pobreza: 31,4%.

Argentina registró su tasa máxima de pobreza en octubre de 2002, cuando el índice trepó al 57,5 % tras el estallido de una de las más severas crisis económicas que recuerde el país.