Nadal en la Argentina: el mensaje optimista para la Selección en el Mundial y la emoción por compartir un dobles con Sabatini

0
20
nadal-en-la-argentina:-el-mensaje-optimista-para-la-seleccion-en-el-mundial-y-la-emocion-por-compartir-un-dobles-con-sabatini

Buenos Aires ya comenzó a palpitar la gran jornada tenística que se vivirá este miércoles en el Arena Parque Roca, donde Rafael Nadal, el máximo ganador de Grand Slams de la historia (22), jugará una exhibición con Casper Ruud, número tres del mundo, y con Gabriela Sabatini y Gisela Dulko. El español, segundo del ranking mundial, aseguró, tras desembarcar en la capital argentina y visitar las Cataratas del Iguazú, que estaba muy ilusionado de volver a jugar en nuestro país. “Estoy feliz de estar acá. El público argentino es muy entendido del deporte, muy apasionado. Siempre que vengo aquí me tratan de la mejor manera posible y siempre me llevo un recuerdo inolvidable y una energía positiva”, comentó el mallorquín, en el marco de una conferencia de prensa en la que se habló mucho de tenis y también de fútbol.

A días del comienzo de la Copa del Mundo de Qatar -y horas después de la sorpresiva derrota del seleccionado argentino ante Arabia Saudita-, el mallorquín se prestó a la charla futbolera y, aunque no quiso arriesgar un pronóstico, afirmó que, pese al tropezón del debut, el equipo liderado por Lionel Messi todavía figura entre sus favoritos.

“Llevaban un camino triunfal hasta hoy y el positivismo y el estado de euforia era muy importante. Pero yo no soy mucho de extremos: ni de muchísima euforia ni tanto catastrofismo. El mundo no cambió en las últimas diez horas. Simplemente se perdió un partido y quedan dos más por delante. Creo que cuando una selección está preparada con un plantel fuerte y con un entrenador que ha sabido generar un grupo muy unido y conseguir una línea de triunfos tan importante como venía consiguiendo, lo mínimo que merecen es confianza y respeto”, analizó Rafa.

“Argentina es clara candidata a llegar lejos en Qatar”, afirmó Rafa, futbolero de corazón. Foto German Garcia Adrasti

“Vienen de ser campeones de América, de tener unas de las mejores rachas de partidos ganados seguidos. Entonces, ¿por qué perder la confianza por un día malo? Como aficionado al fútbol, creo que en el deporte todo puede pasar, pero sigo pensando que Argentina es clara candidata a llegar lejos”, continuó quien reconoció que aunque muchas veces, como hincha de Real Madrid, sufrió a Messi, también lo supo disfrutar.

Además del conjunto celeste y blanco, ¿cuáles son los otros favoritos de Nadal para levantar la copa en Qatar? “Es difícil”, comenzó. “Pondría a Argentina, España, Brasil, Francia, Portugal y Alemania. Creo que esas selecciones están, por tradición, por historia y por presente, con un pelín de ventaja sobre las demás y tienen las máximas opciones”.

Aunque no tardó en aclarar: “Pero la igualdad en el deporte es cada vez mayor y cualquier selección tendrá la opción de ganar. Se decide todo en los más pequeños detalles, no se puede predecir un resultado. Veremos qué sucede”.

“La igualdad en el deporte es cada vez mayor y cualquier selección tendrá la opción de ganar”, afirmó Nadal sobre los candidatos de Qatar. Foto German Garcia Adrasti

Y sobre el equipo de su país, agregó: “Un Mundial se vive con la máxima pasión y yo, como español, confío que mañana empecemos bien. Hay que tener tranquilidad y confiar en el que el trabajo vaya saliendo”.

La charla futbolera no fue demasiado larga. Ruud contó solo que desde hace algunos años empezó a mirar más fútbol, que es hincha de Liverpool y que Messi parece uno de los mejores jugadores de la historia, con una gran lectura de juego y una increíble manejo de la pelota. Pero el foco estuvo puesto, sobre todo, en el tenis.

Del tenis de hoy y de ayer

“Es muy emocionante poder jugar acá con Rafa. Nos enfrentamos hace unos días en Turín, así que es lindo volver a hacerlo y esta vez en Buenos Aires, una ciudad en la que tengo buenos recuerdos. Este año estuve en febrero y pude ganar el título, acá gané además en primer título de mi carrera (en 2020) y cuando llegué hoy, empecé a sentir todas esas buenas sensaciones de nuevo. Ojalá juguemos mañana en un estadio lleno. Va a ser muy especial compartir esa gira con Rafa“, comentó el noruego.

Nadal anticipó que uno de los momentos especiales de la jornada de este miércoles será compartir cancha con Sabatini, la mejor jugadora de la historia del tenis nacional.

Muchos fanáticos se convocaron en el Alto Palermo para ver, aunque sea de lejos, a Nadal y a Ruud. Foto Germán García Adrasti

“Es una gran ilusión. Sé que Gaby es un gran ícono dentro de este país y también dentro del mundo del deporte y especialmente del deporte latino”, comentó el español, de 36 años. “Compartir pista con ella es una gran satisfacción e ilusión. Tanto para Casper como para mí va a ser lindo vivir un momento así en su país”.

Un momento divertido se vivió cuando les consultaron a los dos si -en sus comienzos y ahora- les gustaría cambiar algo del deporte al que dedican sus vidas.

“Egoístamente, mejor no cambiar nada, porque la carrera ha sido lo suficientemente buena”, comentó entre risas Rafa.

Más serio, afirmó: “A mí, personalmente, hoy me gustaría ver un tenis más diverso, que ofreciera más estilos de juego. Creo que por la forma que se juega y por cómo están hechas las canchas y las pelotas, la mayoría hoy juega en un estilo muy similar. La velocidad y las condiciones en la que jugamos te dan muy poco margen para poner en práctica una táctica o un pensamiento diferente. Todo va muy rápido y no tenés oportunidad de pensar. Ha cambiado el tenis, cuando yo llegué al circuito hace muchísimos años. Se jugaba de una forma distinta a lo que se juega hoy y tanto yo, como Novak y Roger nos adaptamos y eso nos permitió extender mucho nuestras carreras. Pero, nostálgicamente hablando, me gusta más aquel viejo tenis”.

Risas entre Nadal y Ruud tras una respuesta del noruego, que generó una reacción irónica del español. Foto EFE/Matías Martín Campaya

Ruud hizo una interpretación diferente a la pregunta y disparó el momento más gracioso de la tarde.

“Me gustaría cambiar un resultado en la historia del tenis”, comenzó tras pensar durante unos largos segundos. “Y no, no sería la final de Roland Garros este año, porque ese no fue un partido parejo (NdR: el mallorquín lo derrotó 6-3, 6-3 y 6-0). Diría la final que perdió Rafa con Novak en el Abierto de Australia de 2012. Creo que yo terminé más triste que él en ese partido. Estuve mirando seis horas por televisión y quería que Rafa ganara. Era mi ídolo. Y todavía espero que hubiera ganado y me gustaría cambiar ese resultado”, comentó el noruego.

Nadal vio la oportunidad y tiró: “Bueno, quizás podríamos llamar a Novak. Quizás podría devolver el trofeo”. “No creo que le gustaría”, remató Ruud, entre la risa de la gente.

De cara a 2023

Mirando hacia adelante -más allá de lo que ocurrirá este miércoles y en el resto de la gira-, el noruego, finalista este año en el Grand Slam francés, en el US Open y, la semana pasada, en el Master de Turín, comentó que siente que aún no tocó su techo y que está muy feliz de que así sea.

“Todavía tengo mucho margen de mejora y me gusta. Estoy feliz de que todavía no soy un jugador completo”, aseguró Ruud. Foto German Garcia Adrasti

“Tuve grandes resultados en este 2022. Y eso me da confianza para lo que se viene. Mi objetivo al comienzo de la temporada era llegar a los cuartos de final de un Grand Slam y llegué a dos finales, en las que perdí con mejores jugadores. Me sorprendió. Soy conciente de mis fortalezas, pero creo que tengo que mejorar en general mi nivel de tenis, ser más agresivo, subir mejor a la red, sumar más experiencia…. Tengo todavía mucho margen de mejora y me gusta. Estoy feliz de que todavía no soy un jugador completo”, comentó.

Nadal tuvo un comienzo feroz este año (con consagraciones en Melbourne, el Australian Open, Acapulco y Roland Garros (donde alcanzó su 22° Grand Slam) y cerró como escolta de su compatriota Carlos Alcaraz en el ranking. Y afirmó que esperar poder pelear por los grandes títulos otra vez en 2023. 

“Mi ilusión por seguir adelante está intacta. He pasado meses difíciles, con problemas físicos. He sido padre hace poco, algo que no sé cómo impactará a futuro en mi carrera. Estoy con ganas de trabajar, de ponerme en forma. Me hicieron falta partidos estos primeros seis meses porque las lesiones no me dejaron estar más tiempo en el circuito”, aseguró el mallorquín. “Mi primer objetivo es pasar más días en el tour, para tener opciones reales de competir por las cosas que realmente me ilusionan”.