22.2 C
Buenos Aires
HomeEspectáculosComienza el FIBA con una obra del portugués Tiago Rodrigues: "Ir al...

Comienza el FIBA con una obra del portugués Tiago Rodrigues: “Ir al teatro es algo revolucionario hoy”

Este viernes 24 de febrero, comienza una nueva edición del FIBA (Festival Internacional de Buenos Aires) y la obra que inaugura esta temporada es By Heart, creada, actuada y dirigida por el portugués Tiago Rodrigues. El escenario del Centro Cultural 25 de Mayo será el espacio para presentar este espectáculo de uno de los artistas de mayor reconocimiento internacional en este momento.

En By Heart, que significa “de memoria”, el director le pide a diez personas que se aprendan un poema que les da en el momento mientras va mechando recuerdos de su abuela, a punto de quedarse ciega, con anécdotas que involucran la vida de ambos y la de los poemas y sus autores.

Entre otros temas hay una suerte de homenaje a la memoria y a las palabras, como espacio para la resistencia a todo tipo de autoritarismo y opresión, algo que es frecuente en la obra de Rodrigues.

Nacido en Lisboa en 1977, Tiago Rodrigues también es actor y dramaturgo, creador de otras obras como Bovary, Antonio y Cleopatra, o Sopro, y también de ensayos, poemas, guiones de cine y televisión. También trabajó con la Royal Shakespeare Company, de Inglaterra, en una adaptación de dos novelas de José Saramago, Ensayo sobre la ceguera y Ensayo sobre la lucidez.

Las diez personas que se aprenden un poema, y el director, Tiago Rodrigues. Foto Prensa FIBA

En 2021 dejó la dirección del Teatro Nacional D. Maria II de Lisboa, uno de los más antiguos y prestigiosos de Portugal, donde estaba al frente desde 2015, para convertirse en el primer artista no francés que dirige el Festival de Avignon, en Francia, desde este año.

-Mis obras siempre tienen dos puntos de partida, un accidente, algún encuentro o el descubrimiento de algo en mi vida que explícitamente me dice la oído: “Haz una obra“. No es que los episodios de mi vida merezcan ser compartidos porque la mayoría no son tan interesantes, tengo una vida normal, pero a veces, algunos despiertan una urgencia, una voluntad por compartirlos a través del teatro.

-O sea que los temas para llevar a escena, pueden surgir de algo aparentemente menor.

-Puede ser un detalle, una conversación, una lectura pero siempre con esa sensación de tener algo diferente que me lleva a querer compartir. Pero además, siempre, en el inicio de una obra está la voluntad de querer trabajar con alguien o con un grupo. A veces ese deseo aparece antes que el episodio, por eso siempre escribo para los que están, para los que invité antes.

Según Rodrigues, “somos tan pocos en el mundo los que podemos trabajar de lo que amamos, porque la gran mayoría trabaja para sobrevivir… Entonces trabajar por amor es un privilegio, e invitar a otros a hacerlo, es el privilegio máximo. La vida es corta y hacer teatro implica compartir mucho, por eso me resulta fundamental pensar con quién quiero compartir una parte de mi vida”.

-La obra se refiere a la memoria y a las palabras, ¿es una forma de reivindicarlas en este mundo presente de tanta fugacidad, virtualidad y tantas pantallas?

-El teatro es como esas pequeñas tiendas o comercios de barrio frente a otras formas de arte más industrializadas que están en los grandes centros comerciales. Tiene que ver con la proximidad física, en un mundo donde todo nos dice que tenemos más valor como individuos si hacemos el menor esfuerzo por tener todo a mano, sin movernos: la comida, la información, el entretenimiento.

-Y el teatro nos obliga a salir de ese círculo de confort.

-Por naturaleza, nos pide que nos desplacemos, compremos un ticket y todo sin saber si nos gustará lo que vamos a ver. Pagamos por el misterio y quizás hasta nos aburra. Por eso, ir al teatro es algo revolucionario hoy, mucho más que en el pasado, porque  tenemos otras alternativas. En una sala compartimos con desconocidos, le damos nuestro tiempo a los artistas sin saber qué harán, y así y todo, vamos. 

“By Heart”, la obra del portugués Tiago Rodrigues, figura invitada de la edición 2023 del FIBA. Foto Prensa

-Es impresionante, y maravilloso, que siga sucediendo.

-Me parece que es un gesto que simboliza la fuerza que tiene compartir y hablar en una asamblea, en un reunión, para un ser humano. Por eso lo seguimos haciendo. By Heart habla un poco de eso, de la fuerza de las palabras dichas en una reunión presencial.

El primer extranjero en Avignon

Sos el primer extranjero en ser elegido como presidente del Festival de Avignon, uno de los más prestigiosos y más representativos de Francia. ¿Qué significa en lo personal? 

​-Eso dice más de un sector de la sociedad francesa que de mí. Yo, como artista, me postulé porque me gusta muchísimo ese festival, me marcó y me cambió la vida y la ilusión de ponerme a su servicio, me motivó. Creo que la elección habla de una sociedad francesa democrática, abierta a otras culturas, curiosa e interesada en la diversidad.

-Esa elección de un no francés, por primera vez en su historia de más de 70 años ¿tiene alguna implicancia para el teatro en general?

-Esa tensión me parece muy interesante, porque la elección forma parte de la matriz de la república francesa, hoy amenazada por extremismos de ultraderecha, por pensamientos fascistas que están en la vereda opuesta. Por eso, está el desafío de luchar por una perspectiva de qué lugar ocupa el arte en la democracia y creo que debe ser de apertura, de contacto con el otro, de conexión con sociedades diversas.

-Tras la pandemia,el teatro pareció resurgir con más fuerza (al menos aquí se siente así), ¿qué desafíos tiene la actividad de ahora en más?

-Creo que la pandemia, entre sus consecuencias, provocó, por lo que observo en muchas ciudades, un regreso militante del público al teatro. Me refiero a una renovada comprensión de lo que es ir al teatro, sobre todo porque, luego de que nos quitaran la posibilidad de ir, regresamos con una conciencia nueva.

-Descubrimos que nos faltaba algo importante.

-Nos dimos cuenta de que no es solo consumir cultura sino que es algo absolutamente esencial en nuestras vidas. Lo raro es que, para mucha gente, eso no sea un derecho esencial porque no tienen vidas que les permitan pensar en ir al teatro. Por eso es un doble combate, por un lado regresar al teatro y por otro, lograr una sociedad donde más gente diga, “esta noche me voy al teatro porque quiero“.

-Eso depende de muchas condiciones más allá del teatro, ¿no?

-Hay muchas razones, económicas o sociales. Y hay que crear las condiciones para que sea la persona la que decida ir o no ir. Una sociedad mejor sería una en la que la persona decide ir o no ir porque quiere y no porque se olvida que el teatro existe.

“Palmasola”, otra de las obras que se verán en el FIBA.

-También hay muchos que pueden ir, pero no van porque prefieren quedarse en el sofá viendo una serie.

-El confort hace cambiar los hábitos. Por eso, la batalla es doble: porque se queden los que están y porque lleguen los nuevos, los que vienen por primera vez al teatro que deben sentir que en el teatro también están en su casa.

By Heart se podrá ver este viernes 24, a las 21 en el Centro Cultural 25 de Mayo, Av. Triunvirato 4444. El Festival continúa con decenas de obras y actividades gratuitas hasta el 5 de marzo en unas 50 sedes de la Ciudad. La programación, links de reserva de entradas y el catálogo digital se pueden consultar en el sitio del festival en la web buenosaires.gob.ar/fiba.

POS

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS