22.2 C
Buenos Aires
HomePolíticaLos Kirchner tienen tres propiedades en Río Gallegos que están usurpadas y...

Los Kirchner tienen tres propiedades en Río Gallegos que están usurpadas y no logran desalojar

En Río Gallegos, con pocas cuadras de diferencia entre unas y otras, se encuentran gran parte de las propiedades de Los Sauces SA, la inmobiliaria de la familia Kirchner. Algunos de esos inmuebles que fueron construidos por Lázaro Báez para la familia de la vicepresidenta hoy son un serio problema para Cristina Kirchner y sus hijos. Fueron usurpados por los ocupantes y pese a los reclamos no logran desalojarlos.

Las propiedades ocupadas son tres y están ubicadas en Mariano Moreno 882, en Río Gallegos, en un complejo que tiene en total 8 departamentos que son de los Kirchner. Se trata de un conjunto de dúplex que construyó Lázaro Báez y que después alquiló para personal de Austral Construcciones, la firma insignia acusada de ser utilizada para lavar 55 millones de dólares.

Este complejo de departamentos cuenta con una superficie de 278.52 metros cuadrados, y el valor de compra del terreno fue de $ 13.500. En esa operación intervino el ex presidente Néstor Kirchner.

Complejo de departamentos de Los Sauces Mariano Moreno 882. Foto: Francisco Muñoz – OPI Santa Cruz.

Por las irregularidades, el administrador de las propiedades de los Kirchner les envió varias cartas documento a los intrusos. Se trata de Matías Bezi, un íntimo amigo de Máximo Kirchner que apareció en los alegatos del fiscal Diego Luciani durante el juicio de Vialidad.

Bezi había cruzado varios mensaje con José López en los que le transmitía dónde el hijo de Cristina Kirchner quería que se realice la obra de pavimentación de 100 cuadras, la última licitación que le fue adjudicada a Lázaro Báez.

Estos departamentos fueron allanados y tasados por la justicia federal. Foto: Emmanuel Fernandez

En las tres cartas documento que envió Bezi el texto se repite. Intima a los intrusos a que se vayan del inmueble con amenazas de iniciar acciones judiciales. “En el marco de dispuesto, vengo a intimar, en el plazo legal, perentorio e improrrogable, de diez días, la regularización de su situación y/o restitución del bien de la sociedad ‘Los Sauces SA’ que por ud. se encuentra ocupado de forma ilegítima, sin contrato de locación alguno”.

Además, les pide que devuelvan las propiedades con impuestos y tasas pagas, en perfectas condiciones, con las llaves y “haciéndolos responsables de cualquier daño que tenga el inmueble y por todos los montos adeudados en virtud de la ocupación ilegítima referida”, indica la carta documento.

En los hechos la situación de ocupación lleva casi tres años, pero en el último tiempo empeoró.

La carta documento que le enviaron a los ocupantes de las propiedades de los Kirchner.

Antes de que les restituyeran el control de las propiedades a los Kirchner y de que Bezi quedara a cargo de la administración, el anterior interventor Jordan Kirstoff, había pedido que la apoderada designada en Río Gallegos, inicie una demanda por desalojo. “El trámite se demoró por la pandemia y la feria judicial prolongada del año pasado”, explicó Kirstoff.

En aquel documento el entonces interventor expuso: “Sea por no pagar los alquileres de contratos vencidos o por haber intrusado los departamentos que pudieron haber estado desocupados, cabe considerarlos a todos los ocupantes, usurpadores del inmueble de la sociedad y pasibles de desalojo”.

Pero la situación nunca se revirtió. Ahora lo próximo que podría ocurrir -si la situación no se regulariza- es que Bezi inicie acciones administrativas y judiciales, tanto civiles como penales como administrador de las propiedades.

A los departamentos usurpados se le suma a otra situación. Los montos de los alquileres de otras propiedades de los Kirchner están sin actualizar. Las facturas incorporadas al informe dan cuenta de alquileres que “no se renegociaron”. Por ejemplo, por el alquiler de cuatro departamentos ubicados en la calle Alvear al 300, también en Río Gallegos, Los Sauces percibió -con expensas incluidas- sólo 170.308 pesos en total, el mismo momento que hace varios meses atrás.

La Justicia, en el caso por lavado que incluye a Hotesur y Los Sauces, había señalado que la inmobiliaria de la familia Kirchner no contaba con un giro comercial real y que se trataba de una sociedad “pantalla” cuya única finalidad era ser utilizada para operaciones de blanqueo.

El caso Hotesur y Los Sauces espera en la Cámara de Casación ser reabierto 

La inmobiliaria de los Kirchner

Lo que alguna vez fue un emporio inmobiliario que, según la Justicia, se usó para lavar millones, hoy declara poco dinero en su cuenta bancaria y una escasa cantidad de propiedades en alquiler pese a volver a estar manos de sus dueños, los Kirchner, tras años de embargos e inhibiciones.

La inmobiliaria investigada por lavado de dinero y dádivas tuvo dos inquilinos que representaron el 86% de la facturación desde 2009 a 2015: Cristóbal López en porcentaje mayoritario, y Lázaro Báez. Ellos garantizaron a la familia Kirchner ingresos millonarios.

Cuando la intervención judicial hizo una valuación de las propiedades que la inmobiliaria posee, le asignó un patrimonio neto de $ 972.926.364,20.

Sin oficina comercial para ofrecer a otros interesados las propiedades que le dan origen a la empresa, y con dos inquilinos predominante que garantizaron el mayor flujo de fondos a la empresa, la justicia federal concluyó que se desarrolló un “mecanismo permanente para el reciclaje de una porción de las ganancias”, de modo que una parte “pudieran llegar a manos de los ex mandatarios con la apariencia de haber sido obtenidas en forma lícita, es decir, como parte del sistema económico legal”.

Los departamentos de la calle Mariano Moreno 882 que reclamó el administrador de Los Sauces. Foto: Emmanuel Fernandez.

Cristina Kirchner y Lázaro Báez celebraron diversos contratos de locación con esta inmobiliaria, que tuvieron un capítulo previo: las empresas del Grupo Austral construyó algunos de los departamentos que terminó alquilando.

Hoy parte de esas propiedades se encuentran deshabitadas y sin interesados en alquilarlas, con alquileres desactualizados o intrusadas.

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS