22.2 C
Buenos Aires
HomeEspectáculosEn Netflix, la mujer que cometió la osadía de querer ejercer el...

En Netflix, la mujer que cometió la osadía de querer ejercer el derecho a fines del siglo XIX

“La ley según Lidia Poët” es una serie italiana inspirada en una historia real, protagonizada por la actriz y cantante Matilda De Angelis.

Turín, 3 de noviembre de 1883. La placa negra dice la clásica inscripción de “Inspirada en una historia real”. A los pocos minutos del inicio de la serie, un hombre pronuncia la siguiente frase: “El desprestigio caerá sobre la profesión si las mujeres empiezan a involucrarse”.

Así comienza La ley según Lidia Poët, la producción italiana que puede verse en Netflix.

La mujer que comete la osadía de querer ejercer el derecho -una profesión hasta ese momento destinada a los hombres- es Lidia Poët, interpretada por la actriz y cantante Matilda De Angelis (The Undoing en HBO).

La ley de Lidia Poët, por Netflix. Son seis episodios de 50 minutos. Foto de prensa

A lo largo de seis episodios de 50 minutos, la producción recrea una pequeña parte de su historia y los casos resonantes que le tocó llevar en esa ciudad de Italia a finales del siglo XIX.

Al estilo de Agatha Christie

Con una narración clásica, la serie se estructura en capítulos que siguen el mismo eje de forma idéntica. Al inicio de cada uno, se produce un asesinato con un sospechoso central. Lidia considerará que el verdadero criminal es otro y buscará la verdad en la clave detectivesca de las clásicas novelas policiales de Agatha Christie.

Hay un pequeño detalle que hace todo más difícil: el Tribunal de Apelación de Turín declara ilegítima la inscripción de Poët en el registro de abogados. Entonces, ella debe trabajar como asistente de su hermano (Pier Luigi Pasino), que también es abogado y dueño de un bufete de prestigio. Finalmente, la perseverancia la llevó a ingresar en la Orden de Abogados y Fiscales de Turín, pero recién a los 65 años.

Aunque la figura de Poët fue importante en la historia del feminismo de Italia y su inhabilitación resultó clave en el surgimiento de un movimiento para permitir que las mujeres ejercieran el derecho y ocuparan cargos públicos, los creadores Guido Iuculano y Davide Orsini no eligieron el camino de la biografía. Y se conformaron con algunas pinceladas de esa mujer con un espíritu arrollador.

La ley de Lidia Poët, ambientada a fines del siglo XIX. Foto de prensa

Con un clima de época bien narrado (el vestuario, el maquillaje y el escenario son excepcionales) e imágenes sugerentes, las historias se enfocan más en el thriller y en el drama procesal que en una mujer que lucha “contra los molinos de viento”, como dice en un momento de la serie.

Los personajes tampoco tienen una gran evolución interior, además de subtramas livianas de humor y romanticismo construidas desde el guión.

A raíz de esas decisiones y pese a una creíble interpretación de Matilda De Angelis en el papel de una abogada aguda, la serie pierde fuerza. Y se transforma en una más de investigadores privados que intentan resolver los errores -o las omisiones bastantes burdas- de los policías de turno.

Aunque tiene una estructura que puede ser repetitiva y no demasiada originalidad en el género, La ley de Lidia Poët entretiene sin dejar de mostrar como telón de fondo una sociedad machista y las sentencias brutales para las esperanzas de emancipación de las mujeres de esa época.

Ficha

Calificación: Buena.

Género: Drama.

Elenco: Matilda De Angelis, Eduardo Scarpetta y Pier Luigi Pasino.

Creadores: Guido Iuculano y Davide Orsini.

Emisión: Netflix.

Duración: Seis de 50 minutos.

MFB

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS