22.2 C
Buenos Aires
HomeEconomíaEl piso salarial de Ganancias ya quedó desactualizado y los tributaristas piden...

El piso salarial de Ganancias ya quedó desactualizado y los tributaristas piden que se ajuste todos los meses

Consideran legítimo el reclamo de varios gremios de cara a las paritarias de este año.

Por la inflación y los ajustes salariales, el piso salarial bruto de $ 404.062 que exime de pagar el impuesto a las Ganancias a los trabajadores en relación de dependencia volvió a quedar desactualizado.

Es que ese piso salarial se ajustó en enero según la variación del índice RIPTE (índice de salarios formales) entre octubre de 2021 e igual mes de 2022 que fue del 78,83%, por debajo de la inflación.

En consecuencia los trabajadores van a cobrar en estos días los sueldos de febrero en base a un piso salarial de Ganancias que ya tiene un retraso de 4 meses. Equivale a una diferencia en torno del 25% por noviembre 2022 a febrero 2023.  

El pequeño alivio que representó el ajuste de enero que, de todos modos fue inferior a la inflación, ya está trabando las nuevas paritarias 2023 porque los aumentos salariales que se acuerden llevarían a que muchos trabajadores vuelvan a pagar Ganancias o paguen mucho más.

Por esa razón los gremios de varias actividades como bancarios, petroleros, supervisores, aceiteros, siderúrgicos, automotrices, vienen planteando un nuevo ajuste del piso salarial o que el mayor descuento de Ganancias sea absorbido por las empresas.

En el caso de los bancarios, en medio de la discusión paritaria 2023, el gremio plantea que los bancos absorban o compensen la mayor deducción de Ganancias que se produciría si acuerdan algún aumento salarial. Y en algunas automotrices los trabajadores no aceptan realizar horas extras porque una parte de ese adicional sufriría el descuento de Ganancias.

El tributaria Marcelo D. Rodriguez, de MR Consultores, considera que “los reclamos resultan válidos, sobre todo considerando las profundas distorsiones que genera la inflación descontrolada que sufre la economía argentina, en particular sobre los asalariados. El reclamo debería hacerse extensible a los asalariados que perciben remuneraciones superiores a los $ 404.062, que muy rápidamente pasan a estar alcanzados por la tasa máxima del 35%”.

Rodriguez plantea que “se impone una profunda revisión de la ley del Impuesto a las Ganancias a fin de que se eliminen estas discriminaciones e inequidades, y se logre que el gravamen alcance adecuadamente la capacidad contributiva”.

En tanto, como el piso salarial se ajustó en enero un 78,83% versus un IPC 2022 del 94,8% – una pérdida de poco más del 8%, el tributarista Sebastián Domínguez sostiene que “sumado al 6% de inflación del mes de enero de 2023, más lo que resulte de febrero, hace que se deba pagar impuesto a las Ganancias sobre ingresos nominales que no son ganancias reales”.

En consecuencia, agrega Dominguez, “se debería reformar la ley del impuesto a las Ganancias y contemplar el ajuste automático de las deducciones y escalas del impuesto por la variación del IPC elaborado por el INDEC. Ese ajuste automático podría realizarse en forma trimestral si la inflación se mantiene por debajo del 100% interanual y pasar a ser mensual si se supera ese parámetro”.

Miguel La Vista, socio del estudio La Vista Casal, sostiene que “durante 2022 el gobierno ajustó únicamente en 3 oportunidades el piso salarial de Ganancias, lo cual genera que cada vez salarios más bajos integren los ingresos que pagan impuesto a las ganancias. Creemos que a esta altura con la aceleración de la inflación, el ajuste del salario exento de impuesto a las Ganancias debiera hacerse con periodicidad mensual “.

AQ

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS