22.2 C
Buenos Aires
HomeEspectáculosLa vida de Bebo Valdés, prócer cubano del latin jazz, homenajeada en...

La vida de Bebo Valdés, prócer cubano del latin jazz, homenajeada en un documental

Músico clave, padre de Chucho, su vida y su obra se condensa en el filme Bebo. Se estrena el 7 de marzo en Miami.

El 7 de marzo se estrenará en Miami, el documental Bebo, sobre la vida del pianista cubano Bebo Valdés (1918-2013), compositor, pianista y arreglador, padre de Chucho Valdés. Un artista que después de 30 años de anonimato logró un merecido reconocimiento.

El director del documental, Ricardo Bacallao, señaló que el film describe con exactitud la vida del artista nacido en Quivicán, después de haberse escapado de Cuba, en 1960, en oposición al régimen cubano.

La pasó muy mal en el exilio en Suecia, pero nunca perdió su disciplina estoica y el respeto por sí mismo”, señaló.

“La pasó muy mal en el exilio en Suecia, pero nunca perdió su disciplina estoica y el respeto por sí mismo”, relata el filme.

El documental será presentado en el Festival Internacional de Cine de Miami y está coproducido por Arte Miami y la empresaria Aida Levitán; su lanzamiento es en conmemoración de los diez años de su muerte, que se cumplirán el 22 de marzo.

Bebo contiene imágenes inéditas de Valdés, una figura importante del jazz cubano y reúne el testimonio de tres hijos del músico y otros tantos nietos además de amigos, como el saxofonista Paquito D’Rivera que puso a Valdés nuevamente en la escena musical.

Bacallao, exiliado y radicado en tierras frías como bebo, ya que vive en Berlín, desarrolló en 2020 una primera versión del documental a las que le incorporó posteriormente nuevos materiales, entre ellos, la única entrevista televisiva que le hicieron en Suecia y que fue a raíz del éxito del disco grabado con Diego El Cigala, Lágrimas Negras.

“Bebo hizo de todo en Suecia, desde limpiar pisos a tocar el piano en un bar”, señaló el cineasta, quien se habría propuesto que el país escandinavo reconozca la valía artística de Bebo que se enamoró de la joven sueca Rose Marie Pehrson, con quien tuvo dos hijos Raymond y Rickard.

La verdadera misión

Este trabajo sobre el músico cubano es parte de la gran misión que dice tener Bacallao a la agencia EFE y es reflejar el exilio cubano, la comunidad cubana desperdigada por el mundo.

El pianista cubano Dioniso de Jesús, “Chucho Valdés”, fue investido, junto a su padre, Bebo, Doctor Honoris Causa por el Berklee College of Music de Boston (EEUU). EFE/Javier Lizón

“Estoy seguro de que hay mucha gente de la nadie sabe que fueron tremendos en lo suyo y quedó en el olvido”, señaló y adelantó que acaba de terminar otro documental sobre seis mujeres cubanas que han triunfado en distintas facetas artísticas en los Estados Unidos.

La primera vez que Bacallao supo de Bebo Valdés fue gracias a la película Calle 54, de Fernando Trueba, en 2000 y la idea del documental surgió después de que en 2019 le encargarán filmar el concierto en homenaje a Bebo, de su nieto Emilio Valdés, en Nueva Jersey.

Emilio es hijo del pianista de jazz, Chucho Valdés, uno de los hijos que Bebo dejó en Cuba cuando se exilió y es uno de los que participan del documental.

Cuando Paquito D’Rivera lo llamó a Bebo, cuyo padre había sido gran amigo del pianista, Valdés estaba virtualmente retirado, aunque practicaba diariamente y llevaba 34 años sin grabar.

“Estaba ninguneado, bastante olvidado, pero nunca dejó de tocar”, dice Bacallao, quien rastreo también los trabajos como arreglista que hizo Valdés, en Suecia, para una orquesta cubana que tenía como cantante a María Llerena.

“Tenía respeto por sí mismo, eso es lo más importante y un nivel de vida propio de un estoico. Siempre se dio su lugar”, dice Bacallao de Dionisio Emilio Valdés Amaro.

“De alguna manera, bebo fue víctima en Suecia de la tolerancia hacia la dictadura cubana. Hay un doble estándar, una hipocresía asombrosa de la izquierda mundial”, concluyó.

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS