18.5 C
Buenos Aires
HomeEspectáculosPremios Oscar: la noche del escándalo de «La la land», la película...

Premios Oscar: la noche del escándalo de «La la land», la película que no ganó pero que anunciaron ante millones de espectadores

Noticias y curiosidades del mundo

La noche del 16 de febrero de 2017 algo muy extraño sucedió en la entrega de los Premios Oscar. Desde el escenario la actriz Faye Dunaway -acompañada por Warren Beatty– anunció que La La Land, del director Damien Chazelle, había ganado como mejor película. Pero…

Dunaway dijo tres palabras (La La Land), cuando debió decir una sola (Moonlight, el título original del filme estrenado en la Argentina como Luz de luna) al anunciar qué título había ganado el Oscar a la mejor película.

Lo vieron millones de espectadores en todo el mundo. Warren Beatty abrió el sobre rojo, se detuvo un instante, sí, como si no estuviera muy seguro de lo que estaba viendo. Y se lo entregó a Faye Dunaway, quien anunció «La La Land».

Mientras comenzaban los festejos sobre el escenario, algunas caras se comenzaron a notar preocupadas. Algo así como cuando en un partido de fútbol llaman al VAR. Y sí, fue eso lo que pasó.

Jordan Horowitz, productor de La La Land que estaba en el escenario para agradecer el premio, dijo luego a la prensa que «los chicos con los auriculares comienzan a zumbar a mi alrededor. Tomaron el sobre que yo tenía. Veo que dice ‘Emma Stone en La La Land.’ Estaba claro que había algo malo. Empezaron a buscar el sobre a la mejor película. Nadie sabía dónde estaba. Entonces apareció. Lo abrieron junto a mí y decía Moonlight (Luz de luna). Así que lo agarré. Y tuve que arreglar la situación”.

Como se vio también en la pantalla, Horowitz se acercó al micrófono y, con hidalguía, dijo: «Hubo un error. Luz de luna, ustedes ganaron mejor película».

El momento. Jordan Horowitz (al centro) detiene la ceremonia para anunciar que la ganadora es El momento. Jordan Horowitz (al centro) detiene la ceremonia para anunciar que la ganadora es «Luz de luna». Foto: AFPPero como era de imaginar, en el transcurso de las primeras horas posteriores al blooper, al papelón o al escándalo, como quieran calificarlo, comenzaron a surgir las explicaciones.

¿Qué sucedió?

Warren Beatty, que acompañaba a Dunaway en la presentación del premio, dijo que la tarjeta que contenía el sobre decía “Emma Stone, La La Land”.

Pero todo se complicó aún más cuando Emma Stone, al hablar ante los medios después de recibir su estatuilla como mejor actriz, fue sincera: “Yo tuve siempre conmigo la tarjeta que dice que gané el Oscar”.

¿Y entonces?

La explicación: los contadores de PricewaterhouseCoopers -la empresa encargada de fiscalizar los Oscar- arman no uno sino dos grupos completos de los sobres que contienen los nombres de los ganadores en todos rubros a premiar (en esa ocasión, 24).

Mientras dura la ceremonia, dos contadores se colocan a cada lado de la trastienda del escenario, y se alternan en la entrega de sobres. Es sencillo: depende de qué lado del escenario entran los presentadores, le dan el sobre correspondiente.

El problema es que no hubo una explicación inmediata de por qué se le entregó a Beatty el sobre equivocado. Y nadie de la Academia respondió inmediatamente sobre el asunto.

Recién tres horas después del papelón, PricewaterhouseCoopers (PwC), el auditor oficial de los premios de la Academia de Hollywood, emitió una declaración.

La prueba del delito. El sobre que no debió haberse leído. Foto: AFPLa prueba del delito. El sobre que no debió haberse leído. Foto: AFP

Un comunicado haciéndose cargo

«Le pedimos disculpas sinceramente a (la gente de) Luz de luna, La La Land, a Warren Beatty, Faye Dunaway y a los televidentes del Oscar por el error durante el anuncio del premio a Mejor película», decía el comunicado.

«Los presentadores habían recibido erróneamente el sobre de la categoría equivocada y cuando lo descubrieron, se corrigió inmediatamente. Actualmente estamos investigando cómo esto pudo haber ocurrido, y lamentamos profundamente que esto haya sucedido».

«Apreciamos la gracia con la que los nominados, la Academia, ABC y Jimmy Kimmel -fue el presentador- manejaron la situación», cerraba el comunicado.

Posteriormente, PricewatershouseCoppers dio los nombres de los responsables del error.

La compañía que en ese entonces controlaba hacía 83 años el proceso de selección de la ceremonia emitió un comunicado en el que señalaba a Brian Cullinan, socio de la empresa, como responsable de haberles entregado a los anunciadores el sobre equivocado.

En lugar de darles el que decía «Mejor película», Cullinan cedió a Warren Beatty uno que correspondía al honor previo, el que le otorgó la estatuilla a Emma Stone como mejor actriz.

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS