13.5 C
Buenos Aires
HomePolíticaLa alianza que quiere Milei entre Francos y Santiago Caputo y todo...

La alianza que quiere Milei entre Francos y Santiago Caputo y todo el poder para la diputada del patito

Noticias y curiosidades del mundo

Una familia muy normal

Son tiempos de convulsión para el Gobierno nacional. El Presidente desafía sus creencias de que no está pendiente de las roscas de la política y demora -saludablemente- su partida hacia Borgo Egnazia, complejo turístico de lujo en el sur de Italia, donde se llevará a cabo una cita del G7, el encuentro de líderes de las principales democracias del mundo. El Presidente y «El Jefe», Karina Elizabeth Milei, monitorearon al detalle los sucesos de la Ley Bases y el paquete fiscal. Este esfuerzo de la Casa Rosada por obtener su primera ley en seis meses sucede a las crisis de la salida de Nicolás Posse del Gobierno y el posterior culebrón alrededor de la ministra Sandra Pettovello, con una denuncia insólita sobre un presunto amedrentamiento en su casa de Moreno, donde ella no estaba cuando apenas cortaron dos cables de un boyero de lote lindero. Los desatinos también tienen otros costados, tal vez menos amplificados pero igual de llamativos. Una sorpresa del último lunes fue el fuerte despliegue de seguridad que se dio sobre la avenida Callao, que alteró el paso de automovilistas por la zona porteña de Congreso. Los autos y los hombres de seguridad cuidaban con celo la llegada de un ministro nacional al coqueto Hotel Savoy, de Callao 181. En los señoriales sillones se reunieron el titular de la cartera de Justicia; Mariano Cúneo Libarona, y el dueño del hotel, el empresario y presidente del Racing Club, Víctor Blanco. Ambos curtidos hombres juegan juntos en la interna del club de Avellaneda y charlaron largamente, preocupados por la situación del volante Juanfer Quintero y la posible partida del goleador Roger Martínez. Afuera, las inquietudes de la gente eran claramente otras. ¡Savooooy!

Santiago Caputo y Guillermo Francos, aliadosSantiago Caputo y Guillermo Francos, aliados

El tiempo final de Mondino

Otro eje de intranquilidad para el oficialismo es lo que sucede en Cancillería. Días atrás, una reunión de la llamada «Agenda 2030» generó un conflicto: el evento, capitaneado por el vicecanciller Leopoldo Sahores, hizo que la propia Diana Mondino debiera borrar de un plumazo ese asunto como una prioridad, pues el compromiso ambiental está muy lejos de lo que piensa el presidente Milei sobre el tema. «Se nota que no hay una conducción alineada con la visión de Javier en Cancillería», señaló en voz baja uno de los funcionarios más cercanos al Presidente y, desde entonces, los ruidos sobre la ministra de la diplomacia fueron creciendo. Al propio jefe de Estado le llegó una frase (atribuida al vicecanciller) de que “hay que educar al Presidente sobre la agenda 2030”. Desde entonces, el nombre de Daniel Osvaldo Scioli creció como opción y la propia Mondino sospecha que el «Pichichi» trabaja full time para lograr un ascenso a ministro. Pero otro nombre ganó millas para la silla de canciller y es el de Gerardo Werthein, el embajador en Estados Unidos, quien viaja al G7 con el Presidente de la Nación. Allí, habrá tiempo para una charla a fondo sobre los asuntos de la vida diplomática. Vuela, vuela…

Diana Mondino en el 41º Congreso Anual del IAEF en el Centro de Convenciones de Buenos Aires. Foto Luciano Thieberger.Diana Mondino en el 41º Congreso Anual del IAEF en el Centro de Convenciones de Buenos Aires. Foto Luciano Thieberger.

Peaky Blinders

Mientras esto sucede, los cambios de último momento en la Ley Bases -fundamentales para lograr su avance- fueron aprobados por una dupla que hoy resulta fundamental para Javier Milei: la mancomunión de Guillermo Francos con Santiago Caputo. El veterano jefe de Gabinete y el novel asesor estrella se muestran complementarios y no se pisan en sus funciones. Francos y Caputo negocian con senadores o con caciques de la CGT y no demuestran entre ellos, problemas de personalidad o de intereses. Como cuando el joven Caputo caminó hasta un bar de bajo rango a pocas cuadras de la Casa Rosada para sellar una tregua con Joaquín de la Torre, el ex intendente de San Miguel quien bramaba por entonces, por la suerte de su hermano Pablo, llevado a la Justicia federal con acusaciones de corrupción. Santiago negocia, Francos acompaña. Y viceversa. También los dos acordaron lo que fue la sucesión en la AFI. «Necesitábamos que dejen de caminar al Gobierno en la ex SIDE y para eso pusimos a Neiffert. No podía ser que aparecieran papeles y transcripciones con lo que hacían integrantes del Gobierno», rezonga un alto funcionario al tanto de los cambios en el mundo de los servicios de inteligencia. Sergio Neiffert fue elegido por Santiago Caputo por tener «mucha calle» y poder frenar lo que, aparentemente, eran escuchas que llegaron hasta Javier y Karina. Y José Luis Vila va como secretario de Asuntos Estratégicos, pero trabajará junto a Neiffert para enfocar a la AFI en los dominios de los Milei, Santiago Caputo y Guillermo Francos. La experiencia de Vila se nutre de un paso por la gestión de Mauricio Macri pero data de los tiempos del gobierno de Raúl Ricardo Alfonsín. Casta pero no tanto…

Santiago Caputo en la reunión de Gabinete en Café Pertutti. Foto Guillermo Rodriguez AdamiSantiago Caputo en la reunión de Gabinete en Café Pertutti. Foto Guillermo Rodriguez Adami

Patito al agua

Otra arista, incluso hasta graciosa, muestra los líos que aún tiene la flamante fuerza política «La Libertad Avanza», estructura que tiene el comando a nivel nacional de Karina Milei y de Martín Menem, el presidente de la Cámara de Diputados. En Mendoza, recibió la bendición del armado partidario la diputada nacional Lourdes Arrieta. El asunto es que la joven legisladora se hizo «famosa» por participar de una comisión en Diputados con un patito kawaii en su cabeza. Ese juguete significa «tierno» o «lindo» en japonés y lo usan chicas y chicos para eventos o salidas. Pero la diputada que lo lució en el Congreso de la Nación recibió un espaldarazo político que causó ruido, pues Omar De Marchi, un curtido dirigente mendocino, que juega hoy para LLA, pensaba que recaería sobre él la faena política libertaria. Tal vez el paso del ex hombre del PRO por la campaña de Horacio Rodríguez Larreta no le garantizó la confianza necesaria. La que no recibió, tampoco, en la discusión en el Parlamento de las últimas leyes, quedando todo en manos de Francos, Santiago Caputo, Lule Menem y José Rolandi. Patito feo…

Lourdes Arrieta, la diputada libertaria que fue al Congreso con un patito en la cabeza.Lourdes Arrieta, la diputada libertaria que fue al Congreso con un patito en la cabeza.

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS